‘Tertulia Literaria Dialógica’, una apuesta de la Atención Primaria y Comunitaria en los barrios

Leer en comunidad es la apuesta que por segundo año consecutivo están desarrollando en el CAP La Pau en Barcelona con la ayuda de otros recursos sociales y vecinales. ¿El objetivo? Como nos explica la directora del centro, María José Pardo, es mejorar las habilidades emocionales, cognitivas y sociales de los participantes, haciendo red y creando vínculos con la Comunidad. Mar, una de sus participantes, cree que se ha conseguido

Carla Benito
 
 
 
Foto del grup actual de la Tertúlia Literària Dialògica que promouen des del CAP La Pau amb el suport del Pla d'Acció Comunitària de La Verneda i La Pau

Foto del grup actual de la Tertúlia Literària Dialògica que promouen des del CAP La Pau amb el suport del Pla d'Acció Comunitària de La Verneda i La Pau

El Institut Català de la Salut afirma que «en la salud, no sólo intervienen la biología y el comportamiento, sino también los determinantes sociales, que son los que explican la mayor parte de los problemas de salud de una comunidad. Los servicios sanitarios individuales y centrados en la enfermedad no modifican el estado de salud de la población de manera significativa, es necesario trabajar por la salud colectiva. Por ello, una parte importante de la atención asistencial está orientada a la familia ya la comunidad».

María José Pardo, médico de familia y directora del Centro de Atención Primaria La Pau en Barcelona opina que «hay que dar visibilidad a todo el trabajo que desde los CAP se hace para dar impulso a la Salud Comunitaria y como se está trabajando en red con otros servicios y entidades para incidir en los determinantes sociales y reducir las desigualdades». Uno de estos trabajos en red se ha materializado alrededor de la Tertulia Literaria Dialógica que promueven desde el CAP La Pau con el apoyo del Plan de Acción Comunitaria de La Verneda y La Pau.

La Metamorfosis, de Kafka, Casa de muñecas, de Ibsen, El viejo y el mar, de Hemingway o La casa de Bernarda Alba, de Lorca son los libros que se han leído y compartido hasta ahora. El próximo que se hará será La señora Dalloway, de Virginia Woolf. Y es que, como nos cuentan, siempre se leen clásicos de la literatura universal. ¿Por qué? Para Pardo, entendiendo que la literatura clásica propone un conflicto que se acaba resolviendo, lo que esto hace es ayudar a crecer personalmente y como grupo a las participantes del taller.

Mar, una de las miembros que participan de la Tertulia desde sus inicios, opina que leer literatura clásica hace que todos los participantes de un modo u otro se puedan ver reflejados: «por mucho que algunos haga 100 años que se escribieron tratan temas atemporales que vivimos hoy en día como la soledad o el feminismo». Ella, como otros participantes, llegó al grupo a través de su doctora de cabecera. «Sufro ansiedad depresiva y estoy de baja de larga duración. Mi médico me recomendó hacer cosas más allá de los medicamentos que me recetaba. La trabajadora social me relevó a algunos talleres y de todos este es el que más me ha servido», nos cuenta.

Y es que para ella, que reconoce que nunca había sido una lectora fiel, este grupo se ha convertido en un espacio de encuentro, socialización y confianza. Si bien al principio su hermana la acompañaba, ahora acude semanalmente a la cita ella sola. Como una compañera del grupo le recuerda, «leer te hace más libre», pero Mar quiere ir más allá y resalta que más libre la hace poder considerar el CAP un espacio suyo, donde poder hablar delante de gente que no juzgará tus opiniones , con quien hablar y escuchar las vivencias de otros. Dependiendo del día, nos detalla, puedes entender un libro de una u otra manera y compartirlo te ayuda.

Uno de los motivos por los que podemos pensar que el grupo serviría es para combatir la soledad de los ancianos pero no es ésta la única finalidad. Ante esto, Mar considera que «la soledad toca a todo el mundo aunque pueda parecer de gente mayor». Por experiencia propia, dice, cuando estás muy mal te cierras en ti y dejas de relacionarte y hacer cosas. Cree que para los ancianos ir a la tertulia les obliga a activarse y, además, «sienten que pueden aprender y también aportar». De hecho, la media de edad del grupo es de 50 años y si bien la mayoría son mujeres también hay algún hombre.

Trabajo interdisciplinar para fortalecer la salud comunitaria en los barrios

«Promover la Salutogénesis con actividades conjuntas con otras entidades del territorio, basadas en las capacidades y potencialidades de los individuos. Mejorar las habilidades emocionales, cognitivas y sociales de los participantes, haciendo red y creando vínculos con la Comunidad. Potenciar la implicación de todos los profesionales del centro en la Salud Comunitaria llevando a cabo actividades pioneras».

Este es el listado de objetivos que se esconden detrás de las Tertulias Literarias y Dialógicas que el CAP La Pau hace un año que celebra. María José Pardo, la directora del centro, nos cuenta que la idea nació a partir del diagnóstico de salud del barrio hace 5 años. Dentro del programa ‘Fem barri, fem salut!’ hay varios proyectos dirigidos a tratar el malestar psíquico, el aislamiento social y la soledad no deseada. También en el sueño de barrio del Plan comunitario había salido la Propuesta de promover la salud mental con la comunidad abriendo espacios de Diálogo abierto como las tertulias, entre pacientes y profesionales. «Vimos que la tertulia literaria dialógica es una herramienta muy extendida y reconocida en el ámbito de la enseñanza. Había muchas experiencias en escuelas, escuelas de adultos y también en prisiones pero sería una herramienta pionera en un Centro de Atención Primaria», relata. Coincidió que desde la Escuela de Adultos de la Verneda una de sus formadoras voluntarias tenía experiencia como moderadora de tertulias y hacía una con pacientes ingresados ​​en el área de salud mental del Hospital del Mar y funcionó muy bien.

«Entonces nos preguntamos por qué no podíamos reproducirlo en el espacio del CAP. Dudábamos si no sería mejor otro espacio o si esto ayudaría al bienestar y al hecho de que los usuarios entiendan que las actividades o acciones que se hacen desde el CAP no sólo van dirigidas a la curación sino que se hace prevención y promoción de la salud», relata la doctora Pardo.

El grupo, que ayuda a hacer red, donde se trabajan habilidades sociales y se estimula el diálogo, están formados por entre 8 y 15 personas. Uno moderador se encarga de dar la palabra, dando prioridad a aquellas personas que menos intervienen, para que todos puedan exponer sus argumentos de manera igualitaria. Los libros los escogen los mismos participantes y son siempre clásicos de la literatura universal porque «recogen muchas de las situaciones cotidianas donde el grupo puede verse reflejado». Además, Pardo también destaca que la apuesta por este tipo de literatura aparte de dar herramientas a las participantes también las apodera, pues «de otro modo quizás no se acercarían a una biblioteca o no se atreverían con un libro clásico».

Las tertulias ahora, en una segunda edición, se están realizando los martes en la biblioteca del CAP, donde los participantes también pueden sacar el libro pactado. En cada encuentro se comenta las partes que más han gustado y porque, generando un diálogo y una reflexión conjunta. Desde el centro, creen que realizar este tipo de actividades a los CAP «acerca a la Comunidad de manera inclusiva mejorando la capacidad de los participantes para escuchar a los demás y la creación del conocimiento con el diálogo».

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*