Entidades impulsan una campaña para financiar la defensa jurídica del fotoperiodista Jordi Borràs

El fotoperiodista Jordi Borràs, conocido por su labor de denuncia de grupos de extrema derecha, sufrió una agresión por parte de un policía del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) el pasado 16 de julio en el centro de Barcelona. Varias entidades han querido mostrar su apoyo sumándose a la campaña de financiación para sufragar los costes judiciales, valorados en unos 12.000 euros

Sònia Calvó
 
 
 
Presentació de la campanya a l'Ateneu / SÒNIA CALVÓ

Presentació de la campanya a l'Ateneu / SÒNIA CALVÓ

El Grup de Periodistes Ramon Barnils ha iniciado una campaña de micromecenazgo para financiar la defensa jurídica de Jordi Borràs. El fotoperiodista, conocido por su labor de denuncia de grupos de extrema derecha, sufrió una agresión por parte de un policía del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) el pasado 16 de julio en el centro de Barcelona. Según Borràs, el agresor la habría golpeado mientras gritaba ‘Viva España’ y ‘Viva Franco’, le provocó varias heridas en todo el cuerpo y le rompió la nariz.

Ante esta situación, una veintena de entidades -como Irídia, el Col·legi de Periodistes, Òmnium Cultural, el Institut de Drets Humans de Catalunya, el Sindicat de Periodistes de Catalunya o Unitat Contra el Feixisme i el Racisme, entre d’altres– han querido mostrar su apoyo sumándose a la campaña de financiación para sufragar los costes judiciales, valorados en unos 12.000 euros.

La abogada de Némesis Abogadas que lleva la defensa del fotoperiodista, Carla Vall, ha destacado que se trata de «una agresión a dos tiempos», ya que «primero se le agredió físicamente, pero luego judicialmente», ya que el presunto agresor de Jordi Borràs ha denunciado al fotoperiodista. «Era evidente que el agresor lo denunciaría, ha utilizado el sistema judicial para garantizar su impunidad, confiando en el sistema», ha remarcado Vall. Desde el equipo de defensa han pedido tiempo para «encontrar todas las piezas del rompecabezas» y para descubrir «si es la primera agresión y si ya lo conocía de antes». Esto confirmaría los indicios de que se trata de «un ataque a la labor de investigación contra la extrema derecha que desarrolla el fotoperiodista», ha matizado la abogada.

También ha recordado que Borràs se podría afrontar a un posible delito de atentado contra la autoridad, ya que el presunto agresor es miembro del CNP . Sin embargo, confían en que no se llegue a este extremo, ya que «las lesiones son más que evidentes, ha dicho la verdad, y no hay ninguna marca de haber agredido a nadie». «Es una campaña que incluye un gesto simbólico importante, ya que implica a la sociedad entera, porque cuando se toca el derecho a la información y a la verdad, se toca el derecho a poner luz donde el fascismo ha querido plantar sombras», ha concluido la abogada Carla Vall.

Si bien el objetivo es conseguir 12.000 euros, desde el Grup Barnils han explicado que si se recauda más dinero del presupuestado inicialmente, el resto «será un donativo a una entidad que defienda los derechos humanos». El presidente del Grup Barnils, Ferran Casas, ha recordado que la agresión a Borràs no es un caso aislado. A través del Anuari de Silencis Mediàtics recogieron 37 casos de agresiones, amenazas e intimidaciones a periodistas el pasado otoño y 22 desde principio de año. Por ello denuncian que la situación «lejos de mejorar, ha empeorado». «No sólo no debemos callar, sino que hay que movernos y agruparnos para buscar solidaridad», ha valorado Casas, que denuncia que «cualquier agresión en democracia es inadmisible».

Entitats i periodistes s’han sumat a la campanya / SÒNIA CALVÓ

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*