Cómo afrontar lo que pasa en la calle: kit de emergencia de la Escola de Cultura de Pau

Con el título 'Convivir (con la polarización) en los centros educativos', la Escola de Cultura de Pau de la UAB ha elaborado un documento con consejos y recursos para hablar con los más jóvenes sobre la situación que se está viviendo en Catalunya desde la Sentencia del Procés

Redacció
 
 
 
Imatges de diferents manifestacions d'aquests dies a Barcelona | Pol Rius

Imatges de diferents manifestacions d'aquests dies a Barcelona | Pol Rius

Los últimos días ha estallado en las calles el rechazo social a la sentencia del Procés en forma de insurrección. Los disturbios, las imágenes de las barricadas en llamas y la represión policial inundan todas las pantallas que tenemos cerca. Esta insurrección es, además, protagonizada por gente muy joven y es por eso que desde la Escola de Cultura de Pau proponen una serie de consejos para tener el «máximo cuidado de la convivencia entre nuestros niños y jóvenes». Así, la escuela se erige, una vez más, como un bastión imprescindible.

«El profesorado sufre una reproducción del conflicto social dentro del aula, a menudo sin contar con las herramientas y los apoyos necesarios. Son días excepcionales que pueden requerir frenar actividades curriculares para priorizar espacios de contención y cuidados». Reproducimos las sugerencias y recursos de la Escuela de Cultura de Pau.

Cuidarnos. En momentos de tensión hace falta priorizar el valor de las relaciones y la convivencia. Dediquemos tiempo a actividades de cuidados (actividades de confianza en el grupo, estima hacia el otro, diversidad…).

Hablar de todo. Mantener silencios enquistados no ayuda a canalizar las diferencias. La escuela debe ser un espacio que permita hablar de todo, sobretodo de los temas más delicados. A pesar de eso, en los momentos más tensos, hay que hacerlo en condiciones que no polaricen: usar normas de diálogo, apelar al respeto y dar voz a las personas con opiniones menos polarizadas.

 Trabajar la escucha con voluntad de comprender al otro y de encontrar puntos en común. Preservar la atención a la diversidad de puntos de vista, en especial si hay minorias (mediante turnos de palabra, haciendo de abogado del diablo, parafraseando las opiniones menos compartidas, etc).


Expresarse desde los sentimientos.
Cuando nos dominan emociones fuertes, hay que darles espacio. A la vez, es más fácil acercarse al otro desde la empatía que desde las ideas. Crear las condiciones para expresarse y destensar, como por ejemplo proponer al alumnado escribir cómo se sienten o trabajar desde el arte.

Apartar el foco de los planteamientos identitarios y centrarse en las necesidades compartidas. A pesar de que es deseamble que todos puedan expresar su diversidad ideológica a través de símbolos, la polarización hace que puedan ser motivo de tensión. Valorar con la comunidad educativa el peso que tienen los símbolos y qué medidas se quieren tomar al respecto

Hacer reflexionar sobre el valor de la noviolencia en la defensa de los derechos y sobre la importancia de no caer en la imagen del otro como un enemigo.

 

Marcar límites en cómo y qué decimos. La libertad de expresión no puede ir en detrimento del respeto al otro y ni mucho menos caer en el discurso del odio.


Reconocer y explicar la
existencia de diversidad de perspectivas. Emociones fuertes como la rabia bloquean la empatía: hay que reconocer los propios sesgos y verbalizar que hay puntos de vista diferentes del nuestro.

En caso de confrontación o pelea, contener el enfrentamiento en un primer momento y abrir espacios de reflexión colectiva para hablar posteriormente con calma.


Crear un grupo de apoyo mútuo entre el profesorado
, ideológicamente diverso y con habilidades de resolución de conflictos, para aportar respuestas rápidas, dar orientación al profesorado y escuchar a las famílias. En caso de conflictos muy graves, contactar con agentes mediadores.

Comunicar a les famílias el conjunto de medidas que decidamos tomar a nivel de aula y de centro para afrontar la situación de excepcionalidad actual: cómo se responderá a las preguntas e inquietudes que pueda tener el alumnado, cómo se garantizará la convivencia de centro…

 

Comparte tu experiencia aquí.  Más recursos didácticos para trabajar en el aula aquí

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*