Barcelona recibe cifras récord de solicitantes de asilo y critica la falta de colaboración del resto de instituciones

El Servicio de Atención a las personas Inmigrantes, Emigrantes y Refugiadas del Ayuntamiento de Barcelona ha atendido 4.567 personas solicitantes de asilo los primeros siete meses del año, un 74% más que el año anterior. Ante esta situación desde el consistorio piden al gobierno de Pedro Sánchez y de Quim Torra que "actúen con lealtad institucional" y no sólo bajo el "foco mediático".

Sònia Calvó
 
 
 
Manifestació de l'1 de maig a Barcelona / SÒNIA CALVÓ

Manifestació de l'1 de maig a Barcelona / SÒNIA CALVÓ

4.567 personas. Esta ha sido la cifra de solicitantes de asilo que ha recibido el Ayuntamiento de Barcelona a través del Servicio de Atención a las personas Inmigrantes, Emigrantes y Refugiadas (SAIER) entre enero y julio de este año. De éstas, 1.020 son menores de edad. Estos datos suponen un 74% más de demandas en relación al año anterior, cuando se atendieron 2.623 personas entre enero y julio de 2017.

En relación a los años anterior, la cifra también va en aumento: 967 entre enero y julio de 2015 y 1.341 entre enero y julio de 2016. Además, los datos de los primeros siete meses de este año, 4.567 personas, superan ya las del total de 2017, cuando 4.405 personas con perfil refugio fueron atendidas. Sin embargo, el número de solicitantes de asilo supone sólo el 36% del total de 12.621 personas que ha atendido el SAIER en los primeros siete meses del año.

Ante este baile de cifras, el teniente de alcalde de derechos de la ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Jaume Asens, se ha reafirmado en la idea de que Barcelona «es ciudad de acogida» y ha pedido colaboración al gobierno central y a la Generalitat. «Tenemos un Gobierno que con la mano izquierda hace gestos positivos -como la acogida del Aquarius- pero con la mano derecha sigue cerrando los ojos ante la barbarie de los refugiados y permite devoluciones en caliente», ha afirmado en rueda de prensa.

Desde el consistorio reclaman que «Barcelona es la capital de Catalunya y la puerta de entrada de todas estas personas, pero no puede ser la única ciudad que se haga cargo». Por eso reprochan al gobierno de Pedro Sánchez y a la Generalitat no dar recursos para alojar a las personas ni saber el calendario de los fondos de acogida. Asens también les ha pedido que «actúen con» lealtad institucional «y no sólo bajo el «foco mediático «.

«No puede ser que las arcas públicas municipales sean las que tengan que hacer frente a la situación», ha criticado el teniente de alcalde, que también se ha quejado del papel pasivo del gobierno de Quim Torra. Según las cifras facilitadas por el consistorio, la ciudad aloja diariamente unas 400 personas migrantes y solicitantes de asilo «para las que ni España ni la Generalitat no tiene ningún recurso previsto».

Sin embargo, Asens ha admitido que hay ciertas mejoras desde el cambio de gobierno central. Por eso ha valorado positivamente algunas medidas impulsadas por el gobierno socialista, como la creación de centros intermedios que realizan una primera atención a la frontera, con atención sanitaria, manutención y descanso en el momento de la llegada.

Venezuela, al frente de las solicitudes de asilo

Venezuela encabeza de creces la nacionalidad que más ha dado el SAIER con perfil de solicitante de protección internacional, con 1.301 personas desde pricipios de año. Le siguen Colombia, con 577 personas; Honduras, 456; y Georgia, 394. Estos cuatro países suponen el 60% de todos los usuarios atendidos con perfil de refugio. El perfil que más se dirige a este servicio es el de personas extranjeras extracomunitarias y solicitantes de asilo con menos de dos años desde la llegada a España.

En relación a los menores atendidos en núcleos familiares con perfil de refugio, se ha atendido a 1.020 niños y jóvenes este año, un incremento del 100% respecto a los datos de julio de 2017, que se situaba en los 510 menores atendidos. En el total del 2017 se atendió a 846 menores.

Desde el mes de junio, Barcelona ha recibido, también, 2.568 personas llegadas desde la costa sur española. Ante esta situación el Ayuntamiento ha trabajado conjuntamente con la Cruz Roja en la «creación de un dispositivo de acogida de emergencia» con la cesión de dos locales municipales que han servido para atender a unas 2.100 personas.

La Comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Lola López, ha valorado que la mayoría de solicitantes de asilo son provenientes de países latinoamericanos porque «se puede venir con visado de turista, una entrada más fácil», en comparación a países del África subsahariana. «Entran por vías seguras, pero luego se quedan sin papeles» ha matizado López, que ha reclamado «vías de entrada legales y seguras» ante esta situación.

Oficina del SAIER / Ajuntament de Barcelona

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*