Albert Barqué-Duran, un romance con la inteligencia artificial

Una musa generada por inteligencia artificial o un emoticono gigante para expresar un sentimiento colectivo. Estos son algunos de los proyectos del científico catalán Albert Barqué-Duran, en su afán de congeniar mundo académico, arte y tecnología

Vicenç Batalla
 
 
 
SILVIA LIZARDO | El artista-científico Albert Barqué-Duran, en el Ars Electrònica de Linz, en Austria, con un trozo del emoticón gigante creado en el Disseny Hub de Barcelona

SILVIA LIZARDO | El artista-científico Albert Barqué-Duran, en el Ars Electrònica de Linz, en Austria, con un trozo del emoticón gigante creado en el Disseny Hub de Barcelona

Una musa generada por inteligencia artificial como modelo para una pintura al óleo, un ambiente de ingravidez para poner a prueba nuestros sentidos visuales y acústicos, un emoticono gigante para expresar un sentimiento colectivo en un espacio de la ciudad determinado. Estos son algunos de los proyectos que el inquieto científico catalán Albert Barqué-Duran ha puesto en marcha durante los últimos años en su afán de congeniar mundo académico, arte y tecnología. Y a través de sus ciudades de residencia Barcelona, Londres y Berlín. Activista We Are Europe 2019, Barqué-Duran asistió a la pasada edición del Sónar esta vez como espectador para descubrir otras propuestas relacionadas con su universo y esta fue nuestra conversación sobre su trabajo en movimiento.

Lee la entrevista completa en París/BCN…

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*