Sólo el 44% de los médicos que se examinen en el MIR este sábado podrán escoger plaza

Saber dónde y en qué quieres dedicar tu carrera profesional es importante para enfrentarse al examen MIR. Este sábado 2 de febrero 15.475 médicos se examinarán para acceder a 6.797 plazas de especialidad. En este artículo te contamos que menos de la mitad de los candidatos al examen podrán optar a una plaza. Además, que un 28% de las plazas que se ofrecen son de Medicina Familiar y Comunitaria y que dermatología, cirugía plástica y cardiología han sido las especialidades que se han adjudicado más rápido durante los últimos tres años

Carla Benito i Victòria Oliveres
 
 
/ IStock

/ IStock

A mediados de febrero se publicaba la convocatoria al examen de Médico Interno Residente (MIR) de este 2019. Un examen que se celebrará este sábado 2 de febrero y donde se presentarán en todo el estado  15.475 aspirantes para 6.797 plazas. De todas ellas, 1.063 plazas las encontramos en Catalunya, representando un 16% del total.

Los nervios se acentúan a medida que se acerca la fecha y más si quieres optar a una especialidad que, históricamente, se termina con los primeros números. Este año, además, menos de la mitad de los candidatos al examen MIR podrán optar a una plaza. De ahí, y estudiando los datos de los últimos años, se desglosan dos ideas: que cada año hay menos posibilidad de obtener plaza después de haber aprobado el MIR y que cada año hay menos candidatos que no se presentan y que suspenden.

Las notas definitivas de la convocatoria se sabrán el 21 de marzo y las plazas se podrán elegir a partir del 22 de abril para, como cada año, incorporarse a la especialidad y hospital en mayo.

Desde el 2014/15, la oferta de plazas del MIR para médicos revirtió la tendencia y ha aumentado progresivamente. En aquella convocatoria se ofrecían 6.079 plazas y en la actual son 6.797 más. El problema, sin embargo, es que son más del doble los candidatos que se enfrentan a este examen. De los 15.475 admitidos al examen de este año, sólo un 44% podrán optar a una plaza para realizar la residencia o, lo que es lo mismo, hay 2,3 aspirantes para cada plaza.

Además, a pesar de que la oferta de plazas ha aumentado un 12% desde la convocatoria del 14/15, los candidatos al examen han aumentado hasta un 27% más. Esto significa que cada vez menos personas de las que se han presentado al examen pueden optar a plaza.

Si nos fijamos sólo con aquellos que, una vez aprobado el examen, obtienen número para poder elegir plaza , mientras que hace cuatro años un 70% de ellos podían adjudicarse una plaza, en la convocatoria del año pasado ya sólo lo pudieron hacer un 58%. 

Otros datos que pueden acabar influenciando a la posición y el número que cada estudiante obtenga, son por ejemplo aquellos que no se acaban presentando: el año pasado fueron un 8% de los candidatos. Además, un 15% de los que fueron suspendieron y por tanto no obtuvieron número. Estas cifras no han parado de reducirse desde la convocatoria del 2013/14, cuando eran un 13% los no presentados y un 28% los que se presentaban pero suspendían.

Dermatología, cirugía plástica y cardiología, las primeras en terminarse

La especialidad que ofrece, de largo, más plazas, es Medicina Familiar y Comunitaria. Sus 1.914 plazas representan casi un tercio de la oferta. En Catalunya hay 292 plazas.

Por otra parte, las especialidades con menos oferta son las de cirugía torácica (26 plazas en total, 6 en España), cardiovascular (24 plazas, 5 en Catalunya) y pediátrica (23 plazas, 5 en Catalunya). Esta última suele estar entre las especialidades que se adjudican, y que por tanto se acaban, más rápido.

En cuanto a rapidez, la especialidad de de ermatologia ha sido la que ha agotado plazas más rápido a la asignación en los últimos 3 años. En total, se ofrecen 94 plazas de esta especialidad, 15 de las cuales en Catalunya. La siguen en demanda cirugía plástica, que ofrece 40 (6 en Catalunya) y cardiología, que tiene bastante más y llega a las 168 plazas (22 en España).

Medicina familiar es a menudo una de las últimas especialidades en adjudicar todas las plazas, también dado la cantidad de oferta que tiene. Al respecto, por ejemplo, Violeta Uriach, vocal del grupo de residentes de la CAMFIC (Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria) opina que la relación de que Medicina de Familia sea de las últimas en ser elegida con que es de las menos valoradas no tiene sentido. “En mi año, la primera persona en elegir familia lo hizo con un número 40”, indica Uriach, que piensa que “familia és una especialidad que sí quiere hacer mucha gente” y entiende como lógico que si un tercio de la oferta es de familia es normal que la nota sea mucho más baja. También apunta que sabiendo esto, si tienes claro qué especialidad quieres hacer, te tomas de una manera u otra el examen: “yo quería poder elegir pero también sabía que no me hacía falta un número 1000 y por lo tanto la presión es muy diferente”.

A pesar del debate que rodea Medicina de Familia, el año pasado fueron penúltimas bioquímica y medicina preventiva y de salud pública. Además, medicina del trabajo también suele ocupar las últimas plazas en ser elegidas.

Made with Flourish

La elección: qué y dónde

Elegir especialidad es importante dado que esta decisión te ocupará durante los próximos años de tu vida tanto en cuanto a formación como trabajo. Muchos de los estudiantes de medicina llegan al examen MIR sin siquiera haber entrado al mundo laboral por la implicación que requieren los seis cursos de estudio y prácticas.

Decidir qué te gusta más, donde crees que puedes encajar mejor y donde podrás aportar más se suma a decidir donde quieres iniciar el desarrollo de tu carrera profesional: si en una gran ciudad o volver donde habías crecido, un hospital grande, con muchas plazas de residencia y alta tecnología, o en un centro más pequeño, más específico y íntimo.

Violeta Uriach cree que si bien el día del examen la gente vive nervios, estos aún incrementan más el día de la elección de plaza en Madrid. “Genera angustia estar esperando y ver la gente que va tachando a tu alrededor las opciones que van perdiendo pero acaba pasando y lo vives bien, te dan facilidades y tiempo para pensártelo”, recuerda Uriach, residente de familia de cuarto año. Atribuye la angustia a la novedad y cree que esta incrementa entre aquella gente que se encuentra en una posición muy justa respecto años anteriores. “Que no se angustien y que elijan la especialidad o la enfermedad que más les guste, el paciente que crean que más se adecuará a su manera de hacer”, aconseja Uriach.

Otro ejemplo de nervios lo encontramos en Josep Balanyà, residente de urología en la Puigvert. Balanyà también afirma rotundamente que el peor día no es el del examen, sino el de la elección. Con el número 1212, se llevó la última plaza de urología en Barcelona. “Antes de elegir dudas entre varias opciones también porque puedes querer mucho algo pero quizás tendrás que conformar con otra “, valora Balanyà. Él, como el resto de personas que adquieren un número después de realizar el examen MIR, visitó varios centros para ver cómo sería trabajar en cada uno de ellos: “una vez te vas haciendo a la idea de que podrás elegir, visitas hospitales para hablar con médicos y residentes y resolver dudas que te ayuden a elegir”.

 El resto de profesionales sanitarios también suben a examen

Aunque Medicina concentra la mayoría de plazas de formación sanitaria especializada, hay otras profesiones que también tienen y que también suben a examen este próximo 2 de febrero. Se ofrecen 1.092 plazas para enfermeros (examen EIR), 141 plazas para psicólogos (PIR), 267 para farmacéuticos (FIR), 49 para biólogos (BIR), 34 para radiofísicos y 22 para químicos (QIR) .

Conseguir una plaza es aún más difícil para estos profesionales. Quienes lo tienen más complicado son los psicólogos: sólo un 4% de los candidatos al PIR podrán optar a plaza, ya que son más de los 3.800 los que se han presentado. De los enfermeros, podrán un 8% y de entre los farmacéuticos, un 21%.

Las plazas de enfermería ha aumentado un 14% desde el 2014/15, pero los aspirantes a plaza se han reducido un 25%. Esto significa que ahora es un poco más fácil obtener plaza en comparación con hace cuatro años.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*