Pau, la adolescente trans que acerca la diversidad afectivo-sexual en la escuela

Estudios realizados por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB) revelan que el acoso escolar a alumnos con esta opción sexual lleva a casi la mitad de quienes lo sufren a plantearse el suicidio. Para combatir esta lacra, la FELGTB y CCOO lanzan 'Pau', un cómic sobre diversidad afectivo-sexual para alumnos de Secundaria, docentes y familias.

Redacció
 
 
 

Hace décadas que ambas organizaciones colaboran en la edición de materiales con los que dar herramientas a docentes y familias, principalmente, pero también chicas y chicos, sobre diversidad afectivo-sexual, así como respecto a las personas diversas. Este curso, además de renovar algunos otros materiales, han editado un nuevo cómic,  Pau, con el que quieren acercar la realidad de las personas transexuales a chicas y chicos de secundaria, resolviendo posibles dudas que les surjan, así como dando claves y herramientas también a familias y docentes, que explicarán, de hecho, con guías didácticas para poder trabajar estos temas en clase.

El cómic, de 19 páginas, recoge diversas historias narradas que tienen como protagonista a Pablo , una adolescente trans, acompañada de sus compañeros de instituto. En palabras del secretario general de FE-CCOO, Paco García, este cómic nace «con la pretensión de promover y trabajar para escuelas más inclusivas, que sean espacios de convivencia que respetan y aprueban la diferencia».

Tanto desde Comisiones como desde la FELGTB insisten en la importancia que desde el Ministerio y las administraciones educativas autonómicas se haga un desarrollo de las leyes sobre diversidad afectivo-sexual existentes y que, en palabras de Uge Sangil, presidenta de la Federación, » no se están desplegando aunque algunas llevan un lustro aprobadas «.

LGTBI, la segunda causa de ‘bullying’

Desde Federación de Educación de CCOO también se insiste en la necesidad de recuperar recursos económicos y personales para realizar una correcta atención a la diversidad que haga hincapié en el afectivo-sexual. Entre otras cuestiones, porque los problemas de convivencia y de acoso a personas del colectivo LGTBI son los segundos más frecuentes, después de los relacionados con el aspecto normativo o no de los cuerpos, como es el caso de la  gordofobia .

Una formación del profesorado que incida desde la universidad en la gestión de la diversidad, así como en protocolos específicos para estos casos (protocolos que hoy en día ya deberían cambiar para ofrecer marcos más seguros a chicas y chicos), formación continua también de carácter obligatorio, más y mejor formados equipos de orientación en los centros, apoyo al profesorado LGTBI que pueda, si quiere, salir del armario en sus centros … estas son algunas de las herramientas que deben implementarse en el sistema educativo porque la realidad de las personas LGTBI sea sustancialmente mejor en escuelas e institutos.

Sobre todo porque, como destaca Uge Sangil, el 43% de los jóvenes (según un estudio realizado en la Comunidad de Madrid) ha pensado en el suicidio tras sufrir acoso. Una de ellas podría ser Paris Espinosa, una joven de 22 años que participó hace unos días en Madrid en la presentación del cómic para dar una pincelada sobre la realidad de las personas trans en los centros educativos.

Espinosa alertó sobre cuán necesario es este tipo de materiales para que chicas y chicos como ella o en situaciones similares vean que no son las únicas. Otras personas pueden compartir su situación. Además, por el hecho de ofrecer información al resto del alumnado y el profesorado, el material les ayudaría a «enfrentarse» a la diversidad de otro modo. «Ojalá que hubiera habido un día de formación (en el centro) y que no hubiera tenido que esperar a los 17 años para saber que no estaba sola, ni estaba enferma ni tenía un problema», comentaba Paris Espinosa. Y añadía: «Dar formación a los centros, afirma, debería ser obligatorio».

Según dicho estudio, el 60% de adolescentes madrileños ha presenciado agresiones homófobas en su instituto y el 15% del alumnado LGTBI o percibido como tal sufre ciberacoso. En Aragón, un informe realizado por la organización SOM en 2017 recoge que un 75% del alumnado LGTBI encuestado afirma tener miedo al rechazo y no sentirse a gusto en clase. Más recientemente, el informe publicado por Unicef este 2018 con el título de  STOP Violencia Infantil  denuncia que durante la adolescencia las jóvenes y los jóvenes son con frecuencia objetivo de agresiones por su orientación sexual y su identidad de género, y el 50% del alumnado LGTBI de la etapa de educación Secundaria ha experimentado  bullying  y  cyberbulling .

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*