“En la PAH estamos trabajando colectivamente en una moción que haga aumentar el parque público de alquiler”

Una moción para ampliar el parque público de alquiler, apoyar la Ley de Vivienda PAH, trabajar con el Ayuntamiento, incidir en los protocolos de la tabla de emergencia habitacional, seguir parando desahucios, asesoramientos colectivos ... Son algunos los objetivos para este 2018 de la PAH Barcelona. Además, renuevan portavoces a las puertas de cumplir 9 años

Yeray S. Iborra / Sònia Calvó
 
 
Lucía Delgado i Santi Mas de Xaxàs davant del local de la PAH Barcelona | ROBERT BONET

Lucía Delgado i Santi Mas de Xaxàs davant del local de la PAH Barcelona | ROBERT BONET

Este año la PAH Barcelona celebra nueve años de su creación. Era el 22 de febrero de 2009. Si bien ha ido variando con todo este tiempo, hay algunas máximas que siguen tan vigentes como el primer día: detener desahucios y asesorar colectivamente con el fin de que cada uno se apoderen. Una de las personas que ha estado desde los inicios de la PAH es la Lucía Delgado. Ingeniera química de formación, ha participado en diferentes comisiones y campañas desde el desalojo del Espacio Social Magdalenas (Ciutat Vella), con la que ahora es alcaldesa de Barcelona. A su lado se sienta Santi Mas de Xaxàs. “Vienes un día y te enganchas”, recuerda este licenciado en ADE. De su primer día ya hace cinco años, cuando le animó a participar un primo suyo. Ahora forma parte de las comisiones de Internacional, de Bienvenida, Relaciones Institucionales y un largo etcétera.

Aunque han hecho diferentes caminos, ahora ambos coinciden estrenándose como portavoces de la PAH Barcelona, después de Carlos Macías y de Ada Colau. Hablamos con ellos sobre los retos a los que enfrenta este año la PAH en la ciudad. Tras ellos hay una pizarra con una lista –que parece interminable– de desahucios en la ciudad. “Estos son sólo los de esta semana. Pero parece que ya no son noticia “, nos dicen en cuanto nos sentamos.

Ahora celebraréis 9 años. Cuando nacisteis, en febrero de 2009, estabais prácticamente solos, sólo con la FAVB o los vecinos de la Òstia, en la Barceloneta. Ahora vemos que casi en cada barrio hay grupos de vivienda y en el ámbito de Barcelona se ha creado el Sindicato de Inquilinos. ¿A qué se debe este aumento de colectivos? ¿Como os relacionáis?

Por un lado es fantástico y por el otro es preocupante. Hay una problemática creciente con la vivienda que hace que todos estos colectivos existan. Con este crecimiento aumentan los movimientos sociales que buscan hacer frente al problema. Es muy emocionante ver que la gente se organiza, ver que ponemos nuestro cuerpo y nuestra mente a trabajar conjuntamente por el derecho de la vivienda. Trabajamos conjuntamente convocando stop desahucios y también redactando una moción para ampliar el parque público de alquiler en Barcelona.

¿En qué consiste esta moción?

Todavía estamos trabajando en ella y la daremos a conocer pronto, aún no la podemos avanzar. Hemos hecho un trabajo previo en la PAH de discusión básicamente política y legal en cuanto a las herramientas que tenemos. Pero tenemos muy claro que si queremos incidir en la ciudad, tenemos que colaborar y nutrirnos de otros movimientos que tal vez están más especializados en otros temas como la gentrificación o el alquiler. Por eso estamos mirando qué mecanismos hay para poder pasar del 1% del parque de alquiler público actual hasta alcanzar el reto del 15% que hay en algunas ciudades de Europa. Esperamos poder presentar la moción este febrero.

¿Como se puede ampliar el parque público de alquiler en Barcelona?

Tenemos una ley catalana de vivienda que tiene muchas posibilidades. A veces parece que nos tenemos que inventar cosas nuevas cuando en verdad hay que ver qué oportunidades tenemos y cómo se pueden explotar al máximo. Aparte de las propuestas de la moción, a fin de movilizar el parque vacío se puede hacer vía sanciones. Actualmente el Ayuntamiento lo está aplicando muy escasamente y lo podría hacer con las leyes existentes.

Otra opción es terminar el censo de viviendas vacías en Barcelona, que aún no lo tenemos. La única referencia que tenemos es del INE de 2011. Es básico tener una radiografía de la ciudad. Además, se trata de una promesa electoral. Ahora mismo sólo hay tres barrios. Cuando tengamos la radiografía podremos saber la situación que existe para alcanzar el parque de vivienda pública. Con la moción, al igual que otras veces, en la PAH generamos propuestas que luego generan soluciones. La campaña de ciudad en este sentido. Vamos a hacer una propuesta ambiciosa y que puede funcionar y a partir de ahí vamos a ver qué debate se genera a su alrededor.

Lucía Delgado: “Hemos seguido deteniendo desahucios, haciendo acciones y consiguiendo daciones en pago, pero sin un cambio legislativo podemos estar haciendo esto ad eternum | ROBERT BONET

La Generalitat presentó el Índice de Precios de Alquiler. ¿Creeis que es útil?

Nosotros no lo usamos casi. Si tienes un Índice de precios de alquiler pero no tienes en cuenta la renta de la familia no tiene mucho sentido. Se le tiene que dar la vuelta. En la Ley de Vivienda PAH proponemos hacer un Índice, pero teniendo en cuenta la renta familiar para calcularlo. Además, el precio del alquiler se debe poder regular de manera más clara y directa.

Además de la moción, ¿qué otros objetivos tiene este año a la PAH Barcelona?

Intentaremos sacar adelante la moción y apoyaremos la Ley de Vivienda PAH. A escala institucional, seguiremos trabajando con el Ayuntamiento, con el Consejo Social de la Vivienda, incidiendo en los protocolos en la mesa de emergencia habitacional, etc. Además de seguir haciendo lo que hace 9 años que hacemos, cómo detener desahucios y el asesoramiento colectivo.

Por lo que explicáis, todo va muy en una línea legislativa. ¿Se está dejando la banda de la Obra Social de la PAH, como tal vez es más visible a otras PAH como la de Sabadell o la del Bages?

Las campañas salen según las necesidades. Nosotros conseguimos daciones en pago y conseguimos alquiler social con gente que está de alquiler, de hipoteca o ocupando. Ahora, hay momentos en que hay que recuperar vivienda social porque se han agotado todas las vías. Fue el caso de Eva o Antonio. Entonces activamos la campaña de la Obra Social de la PAH y en julio conseguimos seis pisos en el edificio de Aragó 477. Tenemos presentes siempre todas las campañas, pero suenan más o menos según cuando las necesitamos.

Aragó 477 es de un fondo de inversión, Norvet. Antonio, por ejemplo, no podía acceder a la mesa de emergencia porque estaba viviendo en un piso que no tenía cédula de habitabilidad porque era considerado un local. Además, las listas de espera de emergencia son de al menos seis meses. ¿Qué se supone que deben hacer estos meses mientras esperan? Pero no podemos parar el mismo desahucio una vez tras otra. Además la familia se angustia mucho en este proceso. La solución debe llegar otra manera.

En el caso de Aragó 477 estamos muy contentos porque ha sido una manera nueva de conseguir vivienda de la mano de los vecinos actuales, que iban a ser expulsados por culpa de Norvet. Se trata de una nueva forma de cooperación. Hay que adaptarse a cada situación. En Sabadell o en Manresa hay muchos más bloques vacíos y no tienen la misma realidad de los fondos buitres que en Barcelona, por lo tanto tenemos que seguir estrategias diferentes según cada momento y lugar.

Acaba de registrar la Ley de Vivienda de la PAH en el Congreso. De qué se diferencia de la ILP de Vivienda del 2013 No era suficiente?

La Ley de Vivienda PAH no es más que lo que hacemos en el día a día de cada PAH local. Venimos de la ILP estatal, donde recogimos más de un millón y medio de firmas para llevar al Congreso a legislar tres medidas: dación en pago, stop desahucios y la creación del parque público de alquiler. Aunque el 80% de la población estaba a favor de las medidas, la mayoría absoluta del PP en el Congreso nos lo tumbó y la iniciativa quedó en nada.

Desde entonces hemos seguido parando desahucios, haciendo acciones y consiguiendo daciones en pago, pero sin un cambio legislativo podemos estar haciendo esto ad eternum. En Catalunya hicimos la ILP de Vivienda, recogimos tres veces más de las firmas necesarias, se aprobó en el Parlamento por unanimidad y esto se convirtió en la 24/2015. Esto se intentó reproducir en las diferentes autonomías, pero el PP las recurrió al Tribunal Constitucional.

“En el caso de Aragó 477 estamos muy contentos porque ha sido una manera nueva de conseguir vivienda de la mano de los vecinos actuales, que iban a ser expulsados ​​por culpa de Norvet” | ROBERT BONET

Hemos podido ver claramente quien defiende las entidades financieras. La parte de la pobreza energética no la tocaron, pero en cambio la parte donde recae la responsabilidad en las entidades financieras sí que la recurrieron. Proponíamos, por ejemplo, que para quien estuviera en un proceso de ejecución hipotecaria, el banco tuviera la obligación de hacerle un alquiler social. Esto lo contemplaba la 24/2015. Con la PAH incluso habíamos conseguido algunos casos, pero ahora ya no lo tenemos.

Se trataba de un cambio de paradigma real en el que planteábamos que el propietario o el banco estaba especulando y apropiándose de un bien de primera necesidad. Esto tenía unas consecuencias, como los desahucios, por lo tanto tenían que asumir las consecuencias y realojar o dar un alquiler social. Ningún otro país de Europa ponía el foco en el gran propietario como responsable, era el paradigma que rompía esta ley, pero que recorre el PP al Constitucional.

Ante esto, decide sacar adelante la nueva Ley de Vivienda de la PAH?

Pensamos, con un cambio en el Congreso, donde el PP no tiene mayoría absoluta, teníamos una nueva oportunidad para intentar cambiar la ley: escribiríamos nuestra propia ley. El resultado es la Ley Vivienda PAH. Evidentemente no empezábamos de cero, sino de las tres medidas -dació en pago, stop desahucios y creación del parque público de alquiler- que proponía la ILP Hipotecaria de 2013. Como la situación de emergencia habitacional ha cambiado, incluimos también la parte de alquileres asequibles y suministros garantizados.

Tiene posibilidades de salir adelante? Si lo hace, cómo encaja con la 24/2015?

Uno de los problemas es la excusa del PP que dice que en Catalunya no tenemos competencias para legislar sobre algunos puntos. Por lo tanto, si legislamos a un nivel superior, estas incompatibilidades quedarían anuladas. La nueva ley modificaría temas que las leyes autonómicas no podían modificar, como por ejemplo la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), la dación en pago, la ley hipotecaria, etc. En cuanto a pobreza energética, en el ámbito estatal nos ayudará a que se puedan firmar los convenios a escala autonómica.

Es muy ambiciosa …

Sí. Al final está tocando a un montón de legislaciones diferentes: la LAU, la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley del sector eléctrico… Toca muchos palos a la vez. Por ejemplo, en el caso de los suministros básicos, como la luz, en Cataluña no nos afectaría porque tenemos legislaciones más avanzadas que otras comunidades, pero fuera de Cataluña hoy en día cualquier familia si no paga se le corta la luz. O en cuanto a vivienda, en Catalunya tenemos también la Ley Catalana de la Vivienda que otras comunidades autónomas no tienen. Aquí existe la posibilidad de multar entidades que tengan pisos vacíos, pero en otras comunidades autónomas no.

¿Creéis que saldrá adelante?

Ha sido un proceso muy largo. En primer lugar tenemos que conseguir pasar el veto del PP. Si lo conseguimos, tenemos la confianza de que saldrá adelante, si no en su totalidad, una parte importante. Venimos de hacer reuniones con todos los partidos y de incorporar algunas modificaciones. Al final se trata de una ley de emergencia, no soluciona toda la problemática de vivienda que requiere reformas profundas de la LAU o la Ley de Vivienda. Sin embargo, inicialmente tendrá un impacto muy potente en la sociedad. Además hemos propuesto que si tiene efectos en los presupuestos generales, se puede posponer ese punto a los del año 2019.

Primero debemos pasar el veto del PP, después ir al pleno del Congreso a debatir la ley, crear comisiones de trabajo por temáticas, mirar qué enmiendas hacen los grupos parlamentarios y después volver a presentarse al pleno con las enmiendas ya incorporadas. Toca tantas leyes que no se puede votar en bloque sí o no, debe hacerse artículo por artículo.

Santi Mas de Xaxàs: “En primer lugar tenemos que conseguir pasar el veto del PP. Si lo conseguimos, tenemos la confianza de que saldrá adelante, si no en su totalidad, una parte importante “| ROBERT BONET

1 Comentario en “En la PAH estamos trabajando colectivamente en una moción que haga aumentar el parque público de alquiler”

  1. Hola Lucia y Santi,acabo de conoceros por meterme en la pagina de los desahucios por curiosidad y me ha hecho mucho pensar . Tenemos una hija que vive en Barcelona, le gusta mucho, tiene una niña, vive sola y sin ayuda de su ex, nosotros, su Padre y Yo su Madre queremos ayudarla en comprar un piso porque para poder pagar el alquiler alquila dos habitaciones y no queremos que nuestra niña se acostumbra a vivir siempre con gente en casa (que no esta mal pero..)Y que tenga por fin su habitacion propia. Los pisos son excesivamente caros pero una buena ayuda le podemos poner dentro de su logica asi que he pensado que podemos hacer de dos asuntos uno, comprar a alguien que el banco quiere desahuciar si se puede y a la vez solucionar la situacion de nuestra hija. No se que os parecerà pero seguro que si podeis darnos alguna idea. Los bancos han destruido la vida de mucha gente y nos haria ilusión poder j….los un poco, nosotros tenemos la suerte de tener nuestra casa y duele mucho ver a la gente quedarse sin ella. Bueno Chicos haceis un trabajo maravilloso y seria bueno que con vuestro ejemplo la gente os sea un poquito parecida. Una pena que no vivimos en Barcelona estaria en muchas manifestaciones yo tambien. Os felicito y os mando un abrazo desde navarra. JACKLIN

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*