‘No son incendios, son asesinatos’ exclaman los manifestantes de Sant Roc en Badalona

Una marcha que ha reunido un millar de personas clama contra la precariedad y la estigmatización que sufren los barrios pobres

Tomeu Ferrer
 
 
 
Manifestació a Sant Roc per l'incendi d'un bloc de pisos   foto: Tomeu Ferrer

Manifestació a Sant Roc per l'incendi d'un bloc de pisos foto: Tomeu Ferrer

Un millar de personas se ha manifestado en Badalona para denunciar que tras el incendio que causó tres muertos y varios heridos en el barrio de San Roque está la precariedad fruto de la pobreza y del abandono de las administraciones.

La marcha ha salido de delante del edificio que se incendió y acabó en la plaza de la Vila. La mayoría de los manifestantes eran gente del barrio. San Roque tiene muchas carencias y un tejido social débil.

A los vecinos les ha indignado que desde partidos como el PP se haya estigmatizado a las víctimas indicando que según las primeras investigaciones el fuego podría haberse producido en una instalación eléctrica pinchada. De otro modo no se dice nada de la baja o nula inversión de las empresas eléctricas para mantener sus instalaciones en estos barrios.

Delante de la marcha estaba la Plataforma de Afectados por la Crisis (PAC), un grupo muy combativo que, como la PAH, intenta evitar los desahucios en Badalona. También se han podido ver a sindicalistas de CCOO y bomberos de uniforme, muy sensibilizados por los efectos de la pobreza energética. Y varias agrupaciones locales como la plataforma, San Roque Somos Badalona.

«No son incendios, son asesinatos» gritaban los manifestantes. También se han oído eslóganes de los opositores a los desahucios y en favor de la vivienda social.

Manifestants de Sant Roc a la plaça de la Vila de Badalona foto: Tomeu Ferrer

Manifestants de Sant Roc a la plaça de la Vila de Badalona foto: Tomeu Ferrer

En la manifestación, no se han hecho reclamos directamente políticos. Entre los asistentes se han podido ver concejales de la oposición, como la ex alcaldesa, Dolors Sabater y José Téllez, de Guanyem Badalona en Comú; Oriol Lladó y Agnès Rotger, de ERC y la coordinadora de ICV en la ciudad Aida Labrador.

Entre los manifestantes había la sensación de que, una vez más, a cuenta de una desgracia como es un incendio, se podía acabar marcando negativamente la gente de los barrios pobres. Muestra de ello, dos carteles que llevaban por separado dos manifestantes. Un afirmaba: «Los inmigrantes no somos escoria» y el otro decía: «somos pobres, no delincuentes».

Dolían especialmente a los manifestantes unas palabras del alcalde del PSC, Àlex Pastor, en el que se mostraba decepcionado porque no se pudieran detener a las personas que ocupaban pisos. Al menos en Badalona, ​​la mayoría de los casos de ocupaciones de viviendas se producen porque una familia que ha sido expulsada del piso que no podía pagar ocupa el mismo domicilio como única manera de sobrevivir.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*