Entrevista | Lamine Bathily

«No importa la verdad sino la versión que deje mal a los manteros»

Lamine Bathily, portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, denuncia la instrumentalización del colectivo por parte de los medios y los partidos. "Llevo diez años aquí como mantero y cada verano es lo mismo: la solución no es policial", añade.

Yeray S. Iborra
 
 
 
El portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, Lamine Bathily | Sònia Calvó

El portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, Lamine Bathily | Sònia Calvó

Lamine Bathily (Thiadiaye, 1990) ha dejado de vender este jueves por la mañana. Y no lo ha hecho por la lluvia, que ha hecho acto de presencia en Barcelona. Bathily, uno de los portavoces del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, no ha extendido su manta porque ha participado de la rueda de prensa que el colectivo ha organizado para leer un comunicado sobre el incidente que el pasado 1 de agosto enfrentó a algunos de sus miembros con un turista.

Los manteros han denunciado que la agresión a un visitante en plaza Catalunya se produjo como respuesta a la provocación de otros dos compradores, que según los vendedores iban bebidos. Pero, como ha lamentado el colectivo, casi nadie preguntó a los manteros su versión de los hechos. Y quien lo hizo, fue para tergiversarla, han denunciado.

A Bathily, que lleva diez años vendiendo en la capital catalana, no le extraña la circunstancia. «Si no es una cosa, es otra, pero cada verano toca que nos criminalizen», zanja el portavoz, que repasa los detalles sobre la deteriorada relación del colectivo con las instituciones, en especial con el Ayuntamiento de Barcelona, y expone los planes del Sindicato en los próximos meses.

«La violencia que aguantamos nosotros en calle, no la podéis aguantar ninguno de vosotros». Son palabras de un portavoz del Sindicato, Lamine Sarr. ¿Siente que se ha normalizada la violencia hacia los manteros?

Sí. Hace un mes, la policía agredía aquí mismo a unos de nuestros compañeros y los medios no dijeron nada. ¿Por qué? No interesa. Porque es un negro. Nosotros llevamos mucho tiempo viviendo esa discriminación, esa persecución de los medios que busca dañar nuestra imagen. No les importa lo que organizamos, las charlas que les damos a los chicos, eso no lo sacan… Sacan cuando intentamos defender a nuestros compañeros, y encima dicen que estamos agrediendo. Nosotros defendimos a nuestro compañero, nosotros somos las víctimas. Me parece absurdo lo que pasó el otro día: ¿Por qué, como dicen, los manteros van a agredir a una mujer aquí en pleno día? Había muchísima gente alrededor.

Este jueves han lamentado en rueda de prensa que en los medios se hayan emitido las versiones completas del turista agredido y, en cambio, de sus palabras solo hayan salido uno segundos, o que ni siquiera eso. Después de casi tres años, ¿el sindicato todavía no es una voz reconocida en Barcelona?

Nosotros no importamos. Las imágenes sí importan. Y las imágenes se supone que hablan… Pero no les importa la verdad sino la versión que deje mal a los manteros. La que nos dañe como colectivo. Llevamos mucho tiempo con una persecución por parte de los medios y los políticos que nos machaca.

Y con la institución, ¿cómo les va? ¿Hay relación con el consistorio?

No hay relación.

¿Cuanto hace que no hay relación?

Hace mucho tiempo.

¿Por qué? ¿Ellos no quieren? ¿O al revés?

Nosotros no necesitamos apoyo. Exigimos al ayuntamiento que haga formaciones y planes pero no hace falta que nos sentemos, hablemos bien y luego cada uno se vaya por su lado como si nada. De eso basta. Si quieren que termine todo esto que hagan acciones.

El Sindicato está presente desde el primer día en el Encierro migrante de la Escuela Massana. El encierro migrante ha sido apoyado públicamente por el Ayuntamiento de Barcelona.

En la Encierro trabajamos con el Ayuntamiento para mejorar el padrón y muchas cosas más. Pero el Ayuntamiento le hecha la culpa al Estado; el Ayuntamiento siempre le hecha la culpa al otro. Pero, ¿por culpa de quién tenemos antecedentes penales? Por la actuación Guardia Urbana, que dirige el Ayuntamiento.

El consistorio ha propuesto planes sociales durante estos últimos años. ¿Son suficientes?

Los han propuesto gracias a la presión del sindicato, ¡que no se enorgullezcan! Sin el sindicato no habría sesenta y cinco manteros que han dejado la venta ambulante. Somos nosotros los que les hemos obligado a reaccionar.

El Passeig Joan de Borbó, en la Barceloneta, vuelve a estar lleno de vendedores. ¿Ha habido algún pacto de no agresión los días atrás para poder vender allí?

Nunca ha habido un pacto en la Barceloneta. Cuando viene la policía, se levantan las mantas. Yo estuve allí antes de ayer y cuando vinieron las furgonetas nos fuimos. Intentamos ofrecer un pacto al Ayuntamiento, parecido al que hicieron en Madrid: salimos a la calle a vender cuando cierran las tiendas, pero el ayuntamiento se negó. Dijimos de salir a las nueve, pero lo rechazaron.

A finales de junio el Gobierno de Barcelona anunció que se reforzaría la presencia de policía en el distrito de Ciutat Vella. ¿Han notado más presión policial?

En verano, pero también cuando se acercan las fiestas de Navidad, la persecución aumenta. Llevo diez veranos aquí, en la venta ambulante, y cada verano es lo mismo. Llevo diez años como mantero, diez años perseguido y no lo he dejado: la solución no es policial. Por mucho que persigan, no lo dejaremos.

Lamine Bathily, primero por la derecha, junto a otros portavoces manteros | Sònia Calvó

¿Notan que falta poco para las elecciones?

Cuando se acercan las elecciones lo que hace la oposición es instrumentalizarnos para atacar a sus enemigos. Y no queremos que nos usen. Nosotros no somos el problema de esta ciudad, hay cosas más importantes que los partidos deben trabajar. Si quieren que se termine la venta, que se mojen en nuestros proyectos. Los partidos deben crear trabajos.

¿A qué proyectos se refiere?

Los que hemos llevado al Ayuntamiento en otras ocasiones y ahora también al Parlament. Nosotros queremos cualquier trabajo. Y hemos propuesto muchas cosas: cultivar; que las mujeres que hacen trenzas en las playas creen un sitio fijo donde hacerlas y pagar impuestos; montar y desmontar los festivales y fiestas; y también cocinar.

Hay mucho movimiento de vendedores en Barcelona. ¿Puede el sindicato seguir aglutinándolos?

Es lo que intentamos, pero es muy difícil. La gente va y viene. A mi, por ejemplo, me quedan unos meses solo, luego quiero empezar mi vida. Llevo tres años trabajando con el Sindicato de forma voluntaria pero también quiero hacer mi camino. Quiero estudiar. Pero siempre habrá gente nueva, gente que quiere hablar por los vendedores, que quiere luchar y defender a los compañeros.

Mañana se cumplen tres años de la muerte de Mor Sylla en Salou, uno de los hechos que impulsó en octubre de 2015 la creación el Sindicato. ¿Qué preparan para después del verano, cuando se cumplan tres años de vida del colectivo?

Estamos trabajando en las recompensas del Goteo y también en las bambas, que las sacaremos con nuestra marca, Top Manta. Tenemos el diseño, pero con las camisetas de la gente que ha participado en el crowdfunding se ha retrasado todo. Esperamos seguir sorprendiendo.

4 Comments en «No importa la verdad sino la versión que deje mal a los manteros»

  1. No me jod*s que encima tienen sindicato… Venden ilegalmente falsificaciones, perjudican al comercio local, ocupan toda la calle que casi no puedes ni caminar, y encima aún piden comprensión y derechos. Confiscación y redadas cada hora hasta que no quede ni uno. Si quieren vender que paguen una tienda con su licencia.

    • jajajaj si home si… como che din por aí abaixo, quen perxudica aos pequenos comerciantes son, evidentemente, as grandes superficies comerciais, que, polo menos no caso de Galiza, tributan, ademáis, fóra. Por non falar de airb&b e todos os turistas, que é o que REALMENTE peta as rúas de Barcelona e subo os prezos de todo.

  2. ¿Quiénes hacen más daño, los «manteros» o los bancos vendiendo los pisos a loa fondos buitres?
    ¡Ah!, pero los Bancos son los Bancos (con mayúscula aunque hayan sido rescatados por el pueblo).
    Tanto desahucio no es ya una noticia de interés… ¿Y lo son los pobres?
    ¿Será que la APOROFOBIA es nuestro carnet de identidad?

  3. Amazon y las grandes superficies son las que amenazan al ‘petit comerç’, no os confundáis.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*