Nace la Plataforma de Afectadas por las Oposiciones Docentes, que reclama que se impugnen las pruebas

Bajo el nombre de 'Plataforma de afectadas por las oposiciones docentes 2019', más de sesenta personas se han unido para que se impugne el proceso de concurso de oposición para el ingreso a la función pública docente. Critican, sobretodo, la falta de objetividad y transparencia, así como los impedimentos que se han encontrado para reclamar

Redacció
 
 
 
Opositors realitzen una prova escrita ARXIU

Opositors realitzen una prova escrita ARXIU

Con el nombre de ‘Plataforma de afectadas por las oposiciones docentes 2019’, más de sesenta personas se han unido para que se impugne el proceso del concurso de oposición para el ingreso a la función pública docente. Critican, sobre todo, la falta de objetividad y de transparencia, así como las trabas que se han encontrado a la hora de reclamar.

Este proceso selectivo se inició el 15 de junio, cuando los candidatos de la mayoría de especialidades presentaron ante los tribunales su programación didáctica, un documento con una extensa y detallada planificación del currículo educativo que debía incluir ejemplos concretos de unidades didácticas.

Desde entonces y hasta finales de la semana pasada, los candidatos a las oposiciones han ido defendiendo las programaciones ante los respectivos tribunales, de forma ordenada por un sorteo y, una vez terminado este proceso, los tribunales hicieron públicas las notas . Esta primera prueba es eliminatoria, por lo tanto, sólo si aprueban pueden pasar a la segunda prueba de las oposiciones: los exámenes prácticos y teóricos, que se realizan esta semana.

Pero según expusieron desde la ‘Plataforma en un comunicado, la primera parte del concurso ya se ha desarrollado de manera poco objetiva. En primer lugar, cuestionan que la documentación para evaluar – la programación didáctica de cada uno, en este caso – se etiquete con los datos personales de los opositores. «Entendemos que un sistema justo en un concurso, en el que el tribunal que emite el juicio técnico son compañeras y compañeros, no pasaría precisamente porque tengan en sus manos los trabajos con nuestros datos personales», dicen.

Por otra parte, dicen haber notado falta de profesionalidad por parte de los tribunales. «Muchas opositoras y opositores manifestamos nuestras dudas de si estos trabajos han sido leídos y corregidos y evaluados con la ponderación que les corresponde», explican, ya que «en muchos casos la sensación es que, cuando se expone la programación, el tribunal es la primera vez que lo abre».

También critican que no se haga pública un baremo oficial de los criterios de evaluación. «Si no podemos acceder a la información de carácter público para poder ver cómo se ha evaluado, tendremos que dudar de un proceso limpio y transparente», dicen. Para hacer frente a esta opacidad, verían importante disponer de interventores que sigan el proceso y la actividad de cada tribunal.

Destacan, además, los problemas a los que se han enfrentado a la hora de presentar reclamaciones. Según las bases del concurso,  los tribunales «deben abrir un plazo de dos días hábiles a contar desde el día siguiente de la publicación para la presentación de reclamaciones, que deben ser por escrito». En cambio, desde la plataforma explican que «muchos tribunales han querido hacer constar una reclamación oral» y dudan sobre si se ha hecho así por desconocimiento o con intención de evitar tener que hacer un proceso. Según las bases, los que no hayan presentado la reclamación por escrito, no podrán interponer ningún otro recurso en caso de no estar de acuerdo con la respuesta a su reclamación.

«Más que nunca, estas oposiciones han sido una lotería y, desde nuestro colectivo manifestamos más enorme rechazo a aceptar que este sistema selectivo a suertes», afirman con contundencia. Mientras tanto, explican que no paran de recibir peticiones de adhesión de personas afectadas y que están comprometidos a llegar hasta el final para impugnar este proceso.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*