Más del 30% de estudiantes de másteres y doctorados en las universidades públicas, son extranjeros

Barcelona se posiciona como una ciudad universitaria que enfoca al exterior. La mayoría de estudiantes extranjeros son de nacionalidad latinoamericana, seguida por europeos, y asiáticos. Las universidades tienen estrategias para promocionar su oferta formativa en otros países, la cual reúne diferentes disciplinas que permiten ampliar la diversidad de profesionales que llegan cada año

Narcisa Rendon
 
 
 
Estudiantes en una universidad pública de Barcelona

Estudiantes en una universidad pública de Barcelona

La reputación de Barcelona como destino turístico, es un factor que contribuye a las iniciativas que cumplen las instituciones de educación superior para atraer a estudiantes extranjeros, quienes hoy son más de un tercio del total de alumnos que cursan másteres y doctorados en las principales universidades públicas de la ciudad. En los primeros, la representatividad alcanza el 31.7% del estudiantado, mientras que en los doctorados son el 35.6%.

Los extranjeros ven a Barcelona como una ciudad atractiva en donde combinar el entretenimiento y los estudios de postgrado en un lapso de tiempo menor al que demanda culminarlos en sus respectivos países. En el caso de las maestrías, las universidades catalanas, y en general, las españolas, ofertan cursos de un año, y de un año y medio, que se reducen a menos meses si no existen contratiempos. Pero en otras regiones no es igual. En Latinoamérica, por ejemplo, las maestrías se desarrollan en dos años; lo mismo ocurre en gran parte de Asia, como en China.

Kristel Orozco estudia un máster en la facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Barcelona. En su clase hay 19 estudiantes, de los cuales nueve son extranjeros: cinco colombianos (incluida ella), una ecuatoriana, una chilena, otra peruana, y un británico. El resto, son locales. “El hablar el Mismo idioma facilita la estancia de cualquier latinoamericano que venga”, asegura Kristel.

La presencia de extranjeros en las aulas de posgrado, es un factor común tanto en la UAB como en la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad de Barcelona, y la Universidad Pompeu Fabra. Las Cifras proporcionadas por estas cuatro universidades sobre la cantidad de extranjeros matriculados en el periodos académicos al 2018-2019, reflejan que, en general, Latinoamérica es la región de donde proceden la mayoría de ellos.

Virginia Luzón, vicerrectora del departamento de Comunicación y Promoción de la Universidad Autónoma de Barcelona, un área que, entre otras funciones, planifica las actividades para posicionar a la Universidad dentro de España y fuera de sobre fronteras, explica que en el caso de la UAB , la presencia de latinoamericanos obedece a diferentes factores. Uno de ellos es la aplicación de una estrategia “offline”, destinada a captar a futuros alumnos a través de ferias de estudio en diferentes países de esta región. Este año, las ofertas de posgrados se darán a conocer en Argentina y en Perú, segín el cronograma de ferias que se han dado también en México, en Ecuador, y que el siguiente año previene aterrizar en Colombia.

Las universidades catalanas participan, además, en las ferias “Estudiar en España” que desarrolla el Gobierno a través del Servicio Para la Internacionalización de la Educación (Sepie), el cual además de Latinoamérica, también ha llegado a países africanos como Marruecos, donde estuvo a inicios de 2019.

Wang Tianyou llegó a  Barcelona desde China en 2018, luego de inscribirse en un máster de Español como Lengua Extranjera. Pero mientras era estudiante de grado en una universidad china, asistió a una conferencia organizada por una entidad catalana que imparte información sobre las carreras, ofertas de posgrados, y programas de intercambio. En ese momento tuvo su primer contacto con una universidad española.

En Asia, la UAB aplica una estrategia diferente a la que lleva a cabo en América Latina. Luzón explica que al tratarse de una zona con gran población, lo más conveniente es realizar convenios con universidades extranjeras, o con agencias, que oferten en el idioma local las opciones académicas de la universidad a la que representan.

En el caso de Wang Tianyou, este evento fue la base para luego hacer una búsqueda más exhaustiva sobre universidades que ofertan maestrías de Español. Eligió la opción que lo titularía en un año, y en una ciudad que para él es “internacional, con un clima agradable y donde tengo opciones laborales en caso de no volver a China”.

Asia representa el 21% de extranjeros en los másteres y el 20% en doctorados, del total de estudiantes de las cuatro principales universidades públicas de Barcelona.

Pero además de las ferias de estudio, otro factor que resalta Luzón es la importancia de que las instituciones se ubiquen en los rankings de mejores universidades. En promedio, las personas escogen el país en donde van a realizar sobre estudios, y luego consultan en la web la posición de las universidades dentro de las clasificaciones académicas. Los resultados que encuentren, suelen ser determinantes a la hora de decidir en cuál inscribirse.

Paralelamente, las entidades que otorgan becas en países como Ecuador o Italia, ambos con un gran número de estudiantes cursando algún programa de estudio en Barcelona, aceptan candidaturas que optan por ofertas de alguna de las 200 mejores universidades del mundo. En el caso de los ecuatorianos, solo en la Universidad Politécnica de Cataluña, hay 191 de ellos cursando un máster.

Las estrategias de marketing digital, también son manejadas por las universidades, en su interés por captar la demanda internacional de estudios de posgrados. La Universidad Pompeu Fabra promociona su sitio web para ganar visibilidad en los buscadores de internet. Una correcta selección de palabras en su estrategia digital, permite que que los interesados accedan a la información académica que ofrece la Universidad.

Esta institución asegura que su plan comunicativo tiene un componente internacional europeo. Su oferta académica se destaca por las titulaciones en inglés. Es la única universidad, entre las cuatro antes citadas, cuya mayoría extranjera no es latina. El 45% del estudiantado extranjero proviene de país europeos, tanto en los másteres como en los doctorados. Los programas de intercambio de Erasmus dan otra ventaja a esta universidad, ya que a la larga “pueden traducirse en matriculaciones en estudios de posgrados”, explica el departamento de comunicación.

Otra ventaja que se ve reflejada para el estudiantado del exterior, es que las ofertas académicas de las universidades de Barcelona se enmarcan en distintas disciplinas, lo que ha permitida ampliar el rango de profesionales que llegan a seguir capacitándose: desde ingenierías, ciencias de la salud, sociales, naturales, hasta el campo de las artes y las humanidades. Pero es en los ámbitos de las ciencias sociales y jurídicas en el que hay mayor número de oferta de plazas universitarias, según el informe ‘Indicadores de formación y docencia de las universidades públicas catalanas’ 2018.

Al menos los datos suministrados por las universidades Politécnica de Cataluña y la Autónoma de Barcelona, ​​reflejan la certeza del estudio: los cursos de másteres y doctorados en dónde hay gran presencia de extranjeros, son aquellos afines a las áreas de Economía, Marketing, Comunicación, ámbitos de las Ciencias Sociales.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*