MINI CRÓNICAS CATALANAS

Llamemos a Marie Kondo

No se anda con chiquitas. No se puede querer todo, nos dice. No podemos tener la Autonomía en un cajón y la República en otro, traduzco yo

Andreu Claret
 
 
 
Marie Kondo, la gurú de l'ordre | Web Summit 2015

Marie Kondo, la gurú de l'ordre | Web Summit 2015

Dudaba yo sobre qué escribir hasta que vi un video de Marie Kondo. (Una japonesa que nos cuenta cómo organizar la casa. Ha vendido 30 millones de libros y su serie arrasa en Netflix). Pues esto, necesitamos que Kondo venga a Catalunya y nos aconseje sobre cómo ‘endreçar el país’. Cómo poner orden.

Viéndola hacer milagros con familias que malviven en un desorden kafkiano, me he convencido de que nos vendría bien. A todos. Porqué tras una década de descontrol, tenemos el pisito hecho una calamidad. Así no se puede seguir. Si la observan, verán que es resuelta a la hora de decidir qué sobra y qué es imprescindible.

No se anda con chiquitas. No se puede querer todo, nos dice. No podemos tener la Autonomía en un cajón y la República en otro, traduzco yo. No hay espacio para ambas cosas. Hay que tener el valor de tirar (mejor darlo a alguien) aquel vestido que ocupa un lugar en el rincón de la nostalgia pero que lleva diez años en el perchero. En el momento de hacerlo, sufriremos, pero luego viviremos mejor. Y aquellos con quienes compartimos la vivienda y/o la vida, también.

La palabra mágica de Marie Kondo es prioridad ¿Cuáles son nuestras prioridades? Aquellas que interesan al 80% de los catalanes (sin trampas, como las de Torra). La primera: los presos de Procés. Estoy seguro que ella los quitaría de las cárceles y los pondría en sus casas.

La segunda: los políticos que nos han llevado hasta aquí. Los vendedores de humo y los jinetes del apocalipsis. En una Catalunya reordenada por esta mujer, irían todos al contenedor. Y así, una cosa tras otra. Siguiendo la norma de quedarnos con lo que procura placer a una amplia mayoría. No es tan difícil.

Ante la duda, preguntémonos si con los presupuestos de Sánchez viviríamos mejor. Si seriamos más felices o más desdichados. Es fácil. Vean la serie de Marie Kondo. (Sólo se equivoca cuando dice que basta con tener 30 libros en casa. Antes, despréndanse de algunos artilugios digitales. Vivirán mejor).

Andreu Claret
Sobre Andreu Claret

Periodista i escriptor Contacto: Twitter | Más artículos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*