Leelavathi y Sumithra: dos ejemplos de coraje frente al Sida

El 75% de las mujeres que contraen sida en la India lo hacen a través de sus maridos, que no las informan de que tienen la enfermedad

Aina Valldaura | Oriol Petit
 
 
El 75% de les dones que contrauen la Sida a la Índia ho fan a través dels seus marits, que no les informen de tenir la malaltia | © Cristòfol Oliver / FVF

El 75% de les dones que contrauen la Sida a la Índia ho fan a través dels seus marits, que no les informen de tenir la malaltia | © Cristòfol Oliver / FVF

“Muchas quieren morir cuando descubren que tienen VIH. Yo las animo a vivir, porque aunque tengamos el VIH podemos disfrutar también de un vida larga y digna”, afirma Leelavathi mientras habla con Sumithra, su amiga y confidente a la salida del Hospital de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) en Bathalapalli.

Se conocieron hace muchos años en un encuentro que organizaba la FVF para mujeres viudas con VIH y han estado en contacto desde entonces. Estas dos mujeres tienen más en común que ser viudas y haber contraído el VIH a través de sus maridos. Comparten sobre todo la fuerte de convicción de que acabar con la discriminación que aún padecen las personas con VIH es posible y necesario.

Ambas se casaron muy jóvenes, casi adolescentes, y se quedaron viudas, aún siendo muy jóvenes. Las mentiras rodearon la muerte de sus respectivos maridos. Los dos tenían VIH. Los dos lo ocultaron. “En la sociedad hay muchos hombres con VIH pero no tienen conocimientos sobre lo que supone”, asegura Sumithra. La culpa, la soledad y el estigma han sido sus compañeros de vida durante muchos años. Hasta que un día dijeron basta, y hoy, a través de los sangham para mujeres con VIH de la FVF, se ayudan entre ellas al tiempo que ayudan a otras mujeres a romper con este círculo perverso. Han hecho de su debilidad su fortaleza y de su vergüenza un motivo de reivindicación y apoyo mutuo.

Las mujeres viudas son uno de los colectivos más vulnerables en la India. Son vistas como portadoras de mala suerte y objeto de marginación y estigmatización, con graves consecuencias no solo para ellas, sino también para sus hijos. En el caso de Leelavathi y Sumithra la situación se agrava por tener además VIH. Más del 40% de los pacientes de VIH en la India son mujeres y el 75% de ellas lo contrae durante los primeros años de matrimonio.

Desde 2018 ha entrado en vigor en el país asiático una ley que prohíbe discriminar, agredir e incitar al odio contra personas con esta enfermedad. Un documento que protege, al menos sobre el papel, los derechos de las personas contagiadas en materia de empleo, sanidad, educación o servicios sociales, tanto en instituciones públicas como privadas.

Este 1 de diciembre, Día Mundial del VIH, Leelavathi y Sumithra han superado sus miedos y se han querido a contar su historia delante la cámara. Han decidido ser la voz de las miles de personas que aún no se han atrevido a dar el paso.

Este artículo fue publicado inicialmente por la Fundación Vicente Ferrer

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*