Las adicciones, la satisfacción por el propio cuerpo o los malos hábitos de los jóvenes de Barcelona entre los indicadores más preocupantes

El programa municipal Observatorio 0-17 BCN: vidas y derechos de la infancia y la adolescencia en la ciudad quiere ser uninstrument para sistematizar, monitorizar, diagnosticar, estudiar e informar sobre la situación y el bienestar de los niños y adolescentes de la ciudad. Entre los indicadores que se analizan, se encuentran relacionados con las realidades sociodemográficas, la educación, pobreza, exclusión y desigualdades, violencias y riesgo social y salud

Redacció
 
 
 
Imatge d'arxiu d'una de les jornades d'infància i adolescència / Observatori O-17

Imatge d'arxiu d'una de les jornades d'infància i adolescència / Observatori O-17

Los niños y jóvenes de Barcelona consideran su salud como satisfactoria pero casi a la mitad de ellos no les gusta su cuerpo en su totalidad y tienen una adicción fuerte con el uso del móvil. El 70% de los jóvenes no duermen las horas suficientes y hay un problema de sobrepeso por no practicar bastante deporte. Además, 1 de cada 3 adolescentes fuman y 3 de 4 jóvenes de entre 15 y 16 años ya ha probado el alcohol.

El Observatorio 0-17 BCN, vidas y derechos de la infancia y la adolescencia en la ciudad  ha publicado su último informe para poner en alerta como actúan o cómo les afectan diversos aspectos a los niños y jóvenes de la ciudad de Barcelona. Esta herramienta del Ayuntamiento de Barcelona analiza, hace seguimiento y consulta datos relativos a la infancia y la adolescencia de la ciudad con visión integral y mirada prioritaria hacia las situaciones de mayor vulnerabilidad social.

Los datos que muestra el último informe ponen en foco a que 1 de cada 3 niños de 10 a 12 años y un 44% de los y las adolescentes no se muestran bastante satisfechos con su cuerpo. Además, por el sistema patriarcal, las niñas y chicas se muestran mucho más insatisfechas con su cuerpo que los chicos (casi 20 puntos porcentuales de diferencia).

De hecho, el 27,1% de los niños y niñas entre 10 y 12 años dice no estar suficientemente satisfecho con su cuerpo, con diferencias significativas entre niños y niñas. Entre los niños poco o nada satisfechos, el 59,9% son niñas y el 40,1% son niños. La insatisfacción con la imagen corporal aumenta con la edad (44,1% entre los adolescentes) y con el mismo patrón por sexo: el 52% de los insatisfechos son chicas y el 36,3% son chicos.

Otro de los aspectos que estudia el informe es el estado de la salud sexual y reproductiva. El 14,5% de adolescentes declaran no haber usado ningún método anticonceptivo y la tasa de fecundidad es de 6 por cada mil adolescentes. A parte, la tasa de interrupciones voluntarias del embarazo es de 13 por cada mil adolescentes.

Otro tema donde se ha centrado el informe del observatorio son las adicciones y la salud mental. En cuanto a las adicciones, casi 1 de cada 3 adolescentes fuman y afirman haber consumido cannabis alguna vez. Sobre las bebidas, 3 de cada 4 a los 15 y 16 años ya han probado el alcohol. En general, el contacto activo de los adolescentes con sustancias adictivas como el tabaco, el alcohol y el cannabis aumentan con la edad, haciendo un salto importante entre los 15 y 16 años y los 18 y 19 años.

Lo que se denomina como uso de las pantallas es una de las adicciones más peligrosas que sufren los niños y jóvenes. En relación al uso del móvil, el 45,5% de los y las adolescentes entre 13 y 19 años hacen un uso problemático, un 41,2% de de forma ocasional y un 4,3% de forma frecuente. Así como con el uso de los móviles se da una mayor prevalencia entre las chicas (49,6%) que entre los chicos (41,7%), en relación al uso de internet pasa a la inversa: un 39, 1% de los y las adolescentes hacen un uso problemático: un 33,1% de forma ocasional y en un 6% de forma frecuente. De entre los problemáticos, 41,2% son chicos respecto al 36,9% de chicas.

El riesgo de sufrir un problema de salud mental es significativo tanto en la infancia como en la adolescencia (6%) y la prevalencia efectiva de enfermedades mentales es del 3,5%. Más específicamente, la probabilidad de sufrir algún problema de salud mental (escala SDQ) es del 5,9% en niños entre 4 y 14 años, siendo bastante más alto para los chicos (7%) que para las chicas (4,5 %). Más allá de este riesgo potencial, la prevalencia efectiva de las enfermedades mentales (depresión o ansiedad) entre los adolescentes de 15 a 17 años es del 3,5%, ligeramente más alta entre las chicas (4,1%) que entre los chicos (2,9%).

Una pregunta que siempre se hace en las encuestas es el grado de satisfacción con la salud. Este aspecto de la vida está globalmente muy bien valorado tanto por los niños de entre 10 y 12 años (85%) como por los adolescentes entre 13 y 19 años (63%), a pesar de la importante descenso que se observa en el paso de la infancia a la adolescencia. El informe también marcar estar atentos al 12% de niños entre 10 y 12 años que expresan malestares corporales frecuentes (dolor de cabeza, de estómago o de espalda) y al 14,9% que declaran haber tenido dificultades para dormir 5 días o más a la semana.

En este sentido, dentro de lo que se entiende por hábitos saludables de descanso, alimentación y ejercicio, el informe destaca que en los tres aspectos las mejoras son necesarias para que los indicadores están muy por debajo de los hábitos recomendados. Una gran parte de niños y muchos adolescentes no duermen suficientes horas al día (43% de los niños y 70% de los adolescentes) y muy pocos comen las 5 raciones de fruta recomendadas al día (7,1%). Aunque el 76,0% declaran hacer ejercicio físico de manera regular fuera del horario escolar, 1 de cada 4 niños y adolescentes no hacen o hacen de forma insuficiente.

Esto hace que 4 de cada 10 niños están por encima del peso adecuado a su edad y 3 de cada 10 lo están en la adolescencia. Más concretamente, un 36,7% de los niños a los 8 y 9 años no tienen un peso adecuado a su edad (el 24% sobrepeso y el 12,7% obesidad), con más afectación entre los chicos que entre las chicas. Aunque las cifras de sobrepeso y obesidad disminuyen con la edad, el 25,3% de los y las adolescentes siguen teniendo pesos inadecuados: el 18,4% sobrepeso y el 6,9% obesidad.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*