La sanidad universal en recuperación: el Congreso aprueba su regreso en el estado y el Gobierno retira el recurso de inconstitucionalidad a la ley catalana

Horas más tarde de las declaraciones de Vergés donde pedía al gobierno español la coexistencia del proyecto de ley español y la ley catalana y exigía a Sánchez que cumpliera la promesa de retirar el recurso contra la ley catalana de sanidad universal, el Gobierno ha anunciado la retirada del recurso de inconstitucionalidad contra la ley catalana

Carla Benito
 
 
 
Un membre de Jo Sí Sanitat Universal reparteix informació. / BLANCA BLAY

Un membre de Jo Sí Sanitat Universal reparteix informació. / BLANCA BLAY

El Congreso de los Diputados ha aprobado la recuperación de la sanidad universal que eliminó Rajoy en 2012 con el voto en contra del PP y la abstención de Ciutadans. Esta recuperación ahora se tramitará como un proyecto de ley gracias a 177 votos a favor en la convalidación del decreto ley que ya estaba en vigor.

Carmen Montón ha defendido que la recuperación de la sanidad universal se basa en el concepto de “derecho sanitario basado en la condición de ciudadanía”. La urgencia de optar por la vía del decreto ley como una de las primeras medidas, ha añadido, “es la mejora de la salud universal de las personas que quedaron excluidas y la mejora de la salud colectiva del conjunto de la sociedad”.

Como en el año 2017 la oposición se unió en contra de la medida de Rajoy, el Gobierno ya estimaba conseguir los apoyos necesarios para revertir la exclusión sanitaria de las personas migrantes sin papeles. Se ha aprobado con 177 votos a favor, 133 en contra y 31 en blanco.

Los votos en contra han sido del Partido Popular, partido que ha apoyado en boca de su portavoz, María Teresa Angulo, que la medida adoptada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 “garantizó la sostenibilidad del sistema sanitario garantizando su carácter universal, público y gratuito”.

Angulo también ha llegado a decir que “en España se atiende hoy a todo el que lo necesita. Se hace de manera ordenada y regulada sin poner en peligro una de las joyas de nuestro estado de bienestar”. También ha añadido que el decreto abrirá las puertas al turismo sanitario y que” generará problemas donde no hay”.

Vergés ha exigido al gobierno español que cumpla el compromiso de retirar el recurso contra la ley catalana de sanidad universal

En Catalunya, la consellera de Salut, Alba Vergés, ha recordado en la misma línea el compromiso del gobierno español de retirar el recurso contra la Ley catalana de la universalización de la assistència sanitaria que se interpuso ante el Tribunal Constitucional. Vergés también ha explicado que quiere que la ley catalana y el real decreto del gobierno español que se ha convalidado en el Congreso coexistan pidiendo el respeto que “corresponde” a las leyes catalanas, en especial a la de sanidad universal, votada “ampliamente” por el Parlamento.

Así, ha agradecido el movimiento por parte del gobierno y recordando esta coexistencia ha dicho que en Catalunya “extendemos la mano, pero la mano no puede estar tendida sin un gesto del gobierno español”.

Vergés ha recordado que en Catalunya desde la ley del 2012 se ha trabajado para garantizar el derecho universal a la salud, a pesar del recurso del gobierno del PP a la ley catalana y el decreto español que se “cargaba” el derecho universal a la salud.

Respuesta inmediata de Batet: la universalidad vuelve a Catalunya

El Ministerio de política territorial ha asegurado que después de que el Congreso haya recuperado la universalidad sanitaria, consideran la ley catalana cómo constitucional. Así, la retirada de recursos de inconstitucionalidad contra leyes catalanas por parte del gobierno español empezará por la norma que sirvió para garantizar la asistencia sanitaria a los inmigrantes.

El Gobierno pondrá en marcha los trámites para retirar su impugnación desde el Consejo de Ministros. Una vez lo hagan, la suspensión del Tribunal Constitucional se levantará y la ley de sanidad universal volverá automáticamente a estar en vigor de forma íntegra. Lo mismo pasará con hasta 12 leyes catalanas más que ahora se encuentran suspendidas y que el Gobierno prometió estudiar una a una a demanda del Gobierno.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*