La larga marcha del president Torra

No hubo ninguna hoja de ruta. No explicó qué políticas concretas piensa llevar a cabo a partir de ahora, quizá porque lo deja para hacerlo dentro de pocas semanas en el Parlament, cuando se celebre el debate de política general

Montse Melià
 
 
 
El president durant la conferència

El president durant la conferència

Convocar un referéndum pactado no es excluir a nadie, porque todo el mundo tiene el mismo derecho a votar y cada voto vale igual. Otra cosa es que el discurso que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pronunció en el Teatre Nacional fuese dirigido básicamente a los suyos, a los independentistas, con apelaciones a los republicanos. A los suyos les anunció la convocatoria de una “marcha por los derechos civiles y sociales” hasta que se haga pública la sentencia a los políticos encarcelados. Así planteada, puede ser una marcha bastante larga, teniendo en cuenta que no se prevé que la sentencia se haga pública antes de los primeros meses del año próximo. Una marcha que no se sabe en qué consistirá, pero que es fácil prever que el planteamiento sea que la manifestación de la Diada sea el disparo de salida.

Por tanto, lo que hizo el president Torra es una llamada a la participación en la manifestación de la Diada. El punto álgido de la arenga, sin embargo, fue cuando después de pedir la implicación de la ciudadanía en las movilizaciones de los próximos meses (11-S, 1-O y 3-O) reclamó “libertad o libertad”, recordando así la frase de Puigdemont de 2016: “referéndum o referéndum”.

La conferencia de Torra acercó posiciones con sus socios de ERC. La apuesta por el diálogo, la confirmación de que no volverá a convocar un referéndum “ilegal” y el seguimiento, en definitiva, de la línea argumental defendida por Oriol Junqueras en los últimos tiempos, dejan claro que el contenido de su intervención ha sido pactada entre los dos socios. Esto puede ayudar a pacificar en parte la política catalana. Al menos la del mundo soberanista.

El llamamiento a los republicanos catalanes no independentistas y también a los republicanos del conjunto de España se inscribe en la necesidad de construir puentes con los que también apuestan por un referéndum pactado, ya que están en contra del encarcelamiento de los políticos catalanes y, sobre todo, porque dice que quiere aprobar los presupuestos con los Comuns, tal vez por si acaso los de la CUP decidieran no apoyarlos.

No hubo ninguna hoja de ruta. No explicó qué políticas concretas piensa llevar a cabo a partir de ahora, quizá porque lo deja para hacerlo dentro de pocas semanas en el Parlament, cuando se celebre el debate de política general. En este sentido, la conferencia, donde parecía que se habían de despertar grandes actuaciones a partir de ahora, decepcionó las expectativas que se habían creado.

Su llamada al diálogo con el gobierno central es cierto que parte de la negativa a abrir nuevamente la vía de la desobediencia, pero también dijo que no aceptaría una sentencia que no fuera absolutoria para los políticos encarcelados. Teniendo en cuenta que esto es bastante improbable, ¿Torra está diciendo que va a hacer algo en concreto? Puede que piense en convocar elecciones, pero también puede ser que piense en alguna otra medida, que, dijo, decidiría el Parlament en su momento.

En definitiva, fue una conferencia con guiños hacia sectores diferentes y, al final, cuando se quiere agradar todos, termina no gustando del todo a nadie.

Montse Melià
Sobre Montse Melià

Montserrat Melià ha estat redactora de política a la seu de RNE Barcelona, redactora de política al congrés dels diputats a Madrid. Cap d’informatius de RNE-Catalunya i directora de RNE—Catalunya. Actualment és membre de Consell d’Informatius de TVE-Òrgan de control de la neutralitat, pluralitat i diversitat als informatius de TVE. Imparteix tallers al Màster gènere i comunicació de la UAB. Contacto: Twitter | Más artículos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*