ENTREVISTA | JOSEP MARIA PUIG, SECRETARI GENERAL DE METGES DE CATALUNYA

“La huelga de médicos llega porque todo el mundo está harto y, si la Atención Primaria para, puede haber un efecto dominó”

Pocos días antes de la convocatoria de huelga para los facultativos de la Atención Primaria y también de la red de la sanidad concertada catalana, hablamos con el secretario general de Metges de Catalunya, Josep Maria Puig. Puig exige respuestas inmediatas a las instituciones y expone la situación de "maltrato" a la que el personal sanitario está sometido. Describe el sistema actual como una sanidad low cost donde si todo sigue en marcha es por la presión que viven los profesionales

Carla Benito
 
 
 
Josep Maria Puig, secretari general de Metges de Catalunya / Diari de la Sanitat

Josep Maria Puig, secretari general de Metges de Catalunya / Diari de la Sanitat

El sindicato Metges de Catalunya ha convocado una huelga de los facultativos de la Atención Primaria del Instituto Catalán de la Salud para los próximos 26, 27, 28, 29 y 30 de noviembre bajo el lema “Atención Primaria digna y respetada” El paro, al que están llamados a sumarse los médicos de familia, pediatras, odontólogos y ginecólogos de los 288 equipos de atención primaria (EAP) del ICS, se hará para exigir mejoras asistenciales y laborales que frenen la precarización progresiva del primer nivel asistencial. La movilización cuenta con el apoyo y la convocatoria de huelga también de otros sindicatos como la CGT o movimientos como Marea Blanca de Catalunya o Rebelión Primaria que están llevando a cabo desde hace unos meses una campaña llamada ‘Donem vida a l’Atención Primaria’.

Días después del anuncio de esta convocatoria llegaba otra dirigida a los trabajadores de la red de la sanidad concertada dentro del SISCAT también por Metges de Catalunya si bien otros sindicatos han firmado un principio de acuerdo en cuanto al convenio.

Hablamos con el secretario general de Metges de Catalunya, Josep Maria Puig, sobre las jornadas de huelga que venden y aprovechamos para que nos haga una radiografía del panorama sanitario y las causas que han provocado llegar hasta aquí.

Hace tiempo que se denuncia un deterioro del sistema sanitario pero progresivamente las reivindicaciones y demandas han ido en aumento. ¿Por qué ahora esta huelga?

Ya previamente teníamos una situación de infrafinanciamiento. España al principio dedicaba alrededor del 6,7% de su PIB a la sanidad pública mientras que Europa estaba en torno al 7,5%. Ya había una diferencia. La crisis agravó este infrafinanciación crónica y castigó a los profesionales en general y específicamente los médicos. Todo el mundo tuvo el 5% del decreto del Zapatero pero los médicos, además, se les anuló o se les redujo a la mitad la dirección por objetivos o la carrera profesional. De forma global el médico ha perdido alrededor del 30% de su sueldo en estos años sin tener en cuenta el IPC que ha sido del 9,7%.

Además de disminuir los ingresos ha aumentado el trabajo y eso es una combinación mortal. La sanidad ha perdido unos 5.000 trabajadores y, de estos, 900 son médicos en Primaria. Médicos que han ido desapareciendo por jubilaciones, por contratos temporales que no se han renovado… pero médicos que atendían cada día. Por lo tanto, la sobrecarga de trabajo hacia los demás ha ido en aumento porque, además, la población ha ido envejeciendo y cada vez hay más patología crónica que carga las consultas. Esto se ha mezclado con una tecnología que ha quedado obsoleta, que no tiene la misma calidad para hacer diagnóstico.

Así pues, el dinero que han dejado de percibir, la sobrecarga, la obsolescencia de la tecnología y aún hay un cuarto punto: la precariedad que da mucha inestabilidad a la gente, a quien de tanto aguantar se le ha ido creando cada vez más malestar.

Encontrarías un foco concreto como detonante de por qué ahora?

En el caso de la Primaria es más fácil determinar el por qué. La metropolitana norte, que es una de las áreas más castigadas, con menos gente que tiene mutuas como alternativa, donde van todos a la seguridad social, hay más sobrecarga. Ellos plantearon una huelga hace unos meses pero no se llevó a cabo por una negociación con el ICS donde se daban posibilidades de aligerar la presión. La administración eso no lo ha cumplido y la gente está más harta a la vez que a ellos les ha quitado credibilidad. Es muy importante tener presente que la Administración no tiene crédito. Cuando alguien no tiene crédito, paga al contado. Así, ahora lo que exigimos de la Administración es que pague al contado, no que cree mesas para analizar nada al cabo de un año…

La visión es que siempre nos han tomado el pelo pero esto de los últimos 8 años ha sido extraordinario y la gente ha explotado. Por eso se ha dicho basta.

Se hará justo después de el examen donde 1.722 médicos de familia se examinarán para dejar su situación de interinidad y conseguir una de las 1.343 plazas fijas públicas que ofrece el ICS .

Sí. Se hará después del examen porque la gente está estudiando, quiere sacarse la plaza, quiere tener un lugar fijo como cualquier mortal.

Opina que el Foro de diálogo profesional que quiere abordar la necesidad de profesionales y del sistema sanitario público de Catalunya puede ser efectivo?

Tuvo una primera y última reunión de momento. Es cierto que el mundo sanitario no es sólo una carga de trabajo y de sueldos, tenemos que planificar el futuro, dónde estamos, qué hará falta … Sí que hay trabajo por hacer de planificación y estos foros pueden ser útiles para ello pero hay cosas que deben ser inmediatas. La estabilidad se está intentando corregir abriendo oposiciones pero sobre otros aspectos como la carga no se está haciendo nada. El médico de cabecera que cada día tiene más pacientes a ver y ve que es absolutamente insuficiente se va a casa con la sensación de que ha hecho mal su trabajo, aparte del cansancio físico que conlleva. La gente está cansada tanto física como psicológica Y esto tiene probabilidades de trasladarse a la población en general.

A hospitales no se ha sufrido el descenso en el número de médicos, se ha mantenido estable. No hay lo que sería necesario pero no ha perdido. Lo que sí ha perdido en cambio es infraestructura: mil camas desde el inicio de la crisis. Esto significa que cuando te llega gente a urgencias que el diagnóstico debe ingresar pero no tiene cama, lo que haces es dejarla en urgencias hasta que una cama se libere y mientras tanto urgencias se convierte en una especie de apéndice de la hospitalización. Que se se colapse no tiene que ver con que vaya más gente de la cuenta, culpabilizar a la gente es un error. Cuando alguien va a urgencias y no toca, por ejemplo un resfriado de alguien de 25 años, al final en menos de dos horas ya está fuera. El problema está cuando llega alguien que se tiene que quedar y no tienes lugar donde ponerlo. Estos mil camas están provocando el colapso de urgencias,

Josep Maria Puig, secretari general de Metges de Catalunya / Diari de la Sanitat

Para el personal, además, ingresar alguien significa correr: a rayos que me hagan la prueba para que me hagan un diagnóstico y para casa. Esto crea una sensación de que ante un paciente debes hacer lo que puedas, poner parches y enviar a casa porque abajo hay gente que tiene que ingresar.

Todo el sistema está muy tensionado pero que Primaria vaya hacia la huelga significa tensionar aún más los hospitales. Si ya de normal todos los inviernos nos hemos quedado colapsados ​​y con días de espera para ingresar, ahora imagínese que los CAP dejen de funcionar. Si primaria para puede pasar que los hospitales, donde también hay mucha presión, se desborden y digan ‘ey, yo también’ porque todo el mundo está harto. Hay pues la posibilidad de que haya un efecto dominó. Esto acaba posponiendo pruebas de diagnóstico, pruebas complementarias, empeorar las listas de espera, de intervenciones… hay que poner remedio de alguna manera porque quien acabará sufriendo las consecuencias es la población. Y las consecuencias son muertos por ir tarde, por mal diagnósticos. Necesitamos una reacción de las autoridades sanitarias que hasta ahora han recaneado en los presupuestos.

Como los valora?

Somos la comunidad que ha recortado más en sanidad: alrededor del 10% y mirando la inflación estamos en un 20% menos de poder adquisitivo mientras otras partidas han crecido mucho más. Los actuales presupuestos son prorrogados pero en los anteriores a pesar de tener un 7,5 de aumento generalizado, a sanidad se le dio sólo un 3,8. Esto da un mensaje de ningunear, de pensar tú tira que nosotros estiraremos y deja de fastidiar. Hemos visto desprecio por parte de todos los últimos gobiernos a través de los hechos hacia el bienestar social.

Desde hace un año y medio la sanidad está en modo pausa. La administración funciona porque hay técnicos preparados, funciona en automático pero no hay nadie que planifique, que diga hacia dónde vamos y que ponga todas las estructuras al día por los cambios que hay demográficos y de patología. Hemos cronificado los cánceres, infecciones como el SIDA, la hepatitis… el enfoque que teníamos antes de enfermedad aguda y vmos, hacia casa ha cambiado y por tanto el modelo debe cambiar. Hay planificación política y hace un año y medio que no hacemos nada de esto.

Repetidamente se dice que si el sistema ha aguantado ha sido gracias a los profesionales. Esto le responsabiliza.

Esto no es sólo una frase. Cuantifica, hemos perdido un puñado de profesionales y en el mismo periodo de tiempo la productividad medible en visitas y en intervenciones quirúrgicas ha aumentado. Con menos personal, peor pagado, menos medios tan estructurales como técnicos, la producción ha aumentado. Esto es lo que hace decir que si los profesionales no hubieran puesto el cuello esto se hubiera hundido antes. Está en números pero para muchos sigue siendo una canción que no sabe de donde viene. Claro, prefieren decirnos que somos cojonudos que no además de maltratarnos decirnos que somos unos vagos.

La sensación que transmeteis a menudo es que os han puesto en una cadena de producción y esto deshumaniza la profesión.

Mucho. No tienes capacidad de tener una interacción con el paciente. La gente que sufre además de explicarte síntomas necesita que la mires, que le cuentes, que le des una visión de futuro más o menos esperanzadora. Esto requiere tiempo: el enfermo debe sentirse escuchado, tú necesitas explicarte y hacerte entender y esto no son dos minutos. No tenemos ninguna de estas premisas ahora sobre la mesa. Son demasiadas cosas que vas ligando. Otros colectivos hubieran explotado antes y de una forma bárbara pero es esta responsabilidad que dices. Pero la profesión nos gusta y sin embargo la inmensa mayoría volveríamos a hacer de médicos. A pesar de ser una virtud esto desde el punto de vista de la Administración es una debilidad porque se han aprovechado y ahora tenemos una sanidad low cost.

Una empresa de aviación low cost aguanta porque al personal lo pagan mal y además lleva la gente como sardinas. Nosotros tenemos la gente como sardinas en los ambulatorios, en los hospitales y los profesionales mal pagados. Somos un ejemplo fantástico de empresa low cost … Lo mismo ocurre con la educación y así estamos creando una sociedad de futuro vergonzosa y que no saldrá. Es el modelo político que tenemos sobre la mesa el que está fallando de una forma estrepitosa.

De hecho, y como comentabas antes hablando de Metropolitana Nord, hasta el 32% de los catalanes tienen una mutua contratada, siendo la Comunidad Autónoma con esta cifra más alta. No fijar medidas está creando aún más desigualdades entre clases?

Cuando se habla de las diferencias entre ricos y pobres, entre clase media y clase media-baja que ya ha quedado empobrecida, la diferencia en todo y en expectativa de vida se ve. La UE lo ha denunciado: en España la brecha entre el 20% que tiene más y el 20% que tiene menos se ha multiplicado por 8.

Con lo que ha pasado en la sanidad pública, la sanidad privada ha visto desde el 2009 un crecimiento de un 9% más de gente que se apuntaba a las mutuas. Un 9% es mucha gente. Además, las primas, los ingresos que tienen, en estos años han aumentado un 24%. Es decir, no sólo han aumentado la cantidad de gente si no que las primas han subido y por tanto sólo ha podido acceder la población del medio hacia arriba. Dejar pudrir la sanidad pública ha engordado la sanidad privada en detrimento de los que no tienen suficientes medios.

La falta de médicos y enfermeras también se hizo notar en el foro. De hecho, el 30% de los médicos actuales tienen más de 55 años .

Esto es un problema relativo. Es un problema gravísimo si seguimos con las mismas políticas que tenemos ahora encima de la mesa porque estas políticas han tenido consecuencias sobre los profesionales y algunos lo que han hecho ha sido huir de esta crema. Somos la comunidad autónoma que envía más gente en otras comunidades autónomas de España. Se va gente a Aragón donde a fin de mes el sueldo está aproximadamente entre 500 y 1000 euros más al mes. Estamos hablando de 7.000-8.000 euros más al año. Esto es muy importante. Tienen menos sobrecarga también. Se van también en Valencia o a las Islas.

Somos también la Comunidad Autónoma que pide más acreditaciones a la Organización Médica Colegial, en Madrid, porque es preceptivo, para irse a trabajar al extranjero. En febrero de este año en un portal de trabajo había una oferta de más de 9.000 médicos en Europa: Francia, Alemania, Inglaterra, Suiza y Chequia. Son lugares atractivos donde de entrada, sólo por pasar la frontera, ganas como mínimo el doble y la presión asistencial es la mitad. ¿Por qué nos tenemos que quedar aquí? Estamos bien formados, tenemos prestigio a nivel europeo, el resultado de salud es muy bueno, por lo tanto un médico español es welcome. Ya estamos formados, tenemos experiencia, somos buenos, escúcheme, “sólo tenemos que aprovechar, págalos bien”, dicen. Nosotros pagamos la formación universitaria, que cuesta mucho dinero, pagamos la formación del especialista y después se nos van a otras comunidades o a Europa. Nos lo deberíamos hacer mirar que eso sí es despilfarro de dinero público, eso sí debería ir a algún juicio. Usted es responsable por sus políticas.

Y este es otro de los hechos que explica que haya un miedo tremendo a que la generación de la baby boom llegamos ahora a la jubilación porque somos 8.600 profesionales en 10 años. Pero miremos la otra cara de la moneda, que se forma en Catalunya? 1.100 especialistas MIR cada año. Multiplique por 10: 11.000. Cuántos se jubilan? 8.600. Donde tiene el problema usted? En que  estos no se quedarán. Aquí sí que tenemos un problema y no por los que se jubilan sino porque con los que formamos no tenemos capacidad de reacción porque se nos irán hacia otros lugares. Por lo tanto no tenemos un problema, creamos un problema, que es muy diferente. El discurso oficial es ‘ui que se nos jubilan, ui que no formamos bastante MIR’ pero no es verdad, el recambio generacional está totalmente asegurado. Ahora, si usted quiere poner agua en un colador, ya puede echar agua ya, que si no tiene algo estancado esta agua se irá, si no toda, mucha. Tenemos un problema? Depende como lo mires.

Facultatius d’atenció primària davant la seu de l’ICS, a Barcelona, en l’entrega de signatures per reclamar millores assistencials i laborals / Metges de Catalunya

¿Hay algunas especialidades donde costará más cubrir las vacantes si esto no se revierte?

Ahora hay especialidades que tienen mucha salida a la privada como pediatría o anestesia por las circunstancias en las que se trabaja, que cobran el doble, trabajan dignamente y pueden hacer bien su trabajo sin la angustia de ver si se te pasa una cosa día tras día. Primaria claro que es deficitaria. ¿Qué interés tiene esta gente de hacer esta tontería de vida laboral? Ninguno. No encuentran gente para hacer sustituciones, dicen. ¿Cómo quieres encontrarlos? ¿Con 40 enfermos cada día, mal pagados y en dos meses ‘adiós, si te he visto no me acuerdo’? Esto no puede ser desconocido por los políticos. Necesitar un foro para que te expliquen esto quiere decir que no vamos bien porque lo hemos repetido tiempo y tiempo. El análisis está hecho, al menos está clarísimo lo que debe hacerse con inmediatez. Hemos quemado tanto el ambiente que o ponemos remedio ya o ya podemos planificar que no quedará nadie.

Hay diferencias pues entre especialidades. Movimientos en defensa de la Atención Primaria en denuncian el desprestigio.

No tiene ningún atractivo ver 40 enfermos en un día. Una tarea fundamental del médico es su formación continuada porque hay avances y necesita seguir estudiando cada día, hacer sesiones para aprender … todo ello requiere un tiempo que no existe y la profesionalidad hace que esto te lo hagas tú a tu casa y en tu tiempo. Esto suma más carga: llegas a casa de mal humor por el día que has pasado y no puedes ver a la familia por ponerte a estudiar para ver qué le debe pasar a un paciente con el que no sabes muy bien por dónde tirar porque tampoco has podido hacer sesiones para comentarlo con los compañeros.

Ya para cerrar, con respecto a la huelga, ¿qué movilizaciones teneis previstas de cara a la próxima semana?

Estamos definiendo que es lo más oportuno y que haga visibilizar más entre la población como está la situación. Lo aprovecharemos para que la gente si hace huelga se pueda movilizar sino, con los horarios que tiene de normal es imposible.

¿Cree que habrá un buen seguimiento?

Se ha ido coordinando el máximo posible pero como no lo lleva sólo una organización es difícil. Tenemos 3.500 firmas de un colectivo de 5.000 pero eso no quiere decir que los 1.500 restantes no hayan querido firmar sino que quizás son de lugares donde es más difícil llegar. De estos no sabemos cuántos no han querido firmar y cuántos no han tenido ni la oportunidad de hacerlo.

En todo caso, un 70% de profesionales apoyan lo que estamos pidiendo, ahora que después vayan a la huelga no lo podemos saber. Estar de acuerdo con las demandas no significa ir a la huelga porque hay áreas que no viven esta miseria. En Barcelona mismo hay áreas donde el 70% de la población tienen mutuas y por lo tanto la presión asistencial es menor. No todo el mundo está igual de calentado ni motivado.

También ha recibido apoyo de los Colegios de profesionales y organizaciones como la Marea Blanca.

Sí. De alguna manera el mundo sanitario entiende perfectamente que esto haya llegado a una situación que nadie desea. Descalificar esta huelga no tiene ni pies ni cabeza. Estamos llenos de razón. La Administración tiene que sacar dinero de donde quiera pero tiene que pagar al contado, tiene que dejar de pedir crédito. Es evidente que esto no es culpa de los que en este momento están gestionando la sanidad pero ellos han heredado esto y sabían donde se ponían. Si no tienen intención de arreglarlo serán igual de culpables. Son nuevos que heredan problemas viejos pero son herencias queridas, buscadas. Si quieren este trabajo se han de responsabilizarse de lo que conlleva.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*