La crisis habitacional y la pobreza energética con nombres propios

Repasamos las historias y las voces más leídas este 2.019 sobre temas de vivienda y pobreza energética

Redacció
 
 
 
Varias manifestantes levantan globos verdes por el derecho a una vivienda digna / OLMO CALVO (eldiario.es)

Varias manifestantes levantan globos verdes por el derecho a una vivienda digna / OLMO CALVO (eldiario.es)

Este año se han cumplido 10 años de la crisis económica y, a pesar de los “brotes verdes” que se supone que van naciendo, las consecuencias de la crisis aún son graves. La emergencia habitacional y la pobreza energética dan datos crecientes; 2018 ha sido el año en que se han alcanzado los 2 desahucios cada hora en Catalunya, llegando también a un 13% de catalanes que sufren pobreza energética. Pero también ha sido el año en que se ha aprobado la Ley de Vivienda de la PAH, en que el Ayuntamiento de Barcelona ha conseguido que el 30% de viviendas de nueva construcción se vayan a destinar a vivienda social y en que se ha retirado el recurso de inconstitucionalidad a la ley 24/2015, conocida como la ley catalana contra los desahucios. 

Durante estos doce meses hemos estado recogiendo voces e historias diversas para explicar, de cerca, cuáles son las realidades detrás de la crisis de la vivienda.

“Perder el piso por una subida del alquiler es un desahucio invisible”

Irene Sabaté, portavoz del Sindicat de Llogaters, destaca que los desahucios por la subida de precio del alquiler no se reflejan en las estadísticas. Pero no sólo eso les hace “invisibles”. Cuando se trata de un alquiler aún no asimilamos que nos echen de casa como en un desahucio hipotecario, a pesar de ser “una negación del derecho a la vivienda”.

“Que los barceloneses quieran regular el precio del alquiler no se explica sin los movimientos anteriores por el derecho a la vivienda”

João Francça, periodista y ex jefe de redacción de ‘Catalunya Plural’, ha publicado este año Habitar la trinchera. Historias del movimiento por el derecho a la vivienda en Barcelona (Octaedro y Fundación Periodismo Plural), un libro que cose la memoria de los activistas por el derecho a la vivienda y reivindica las pequeñas victorias.

Especulación en el mercado de alquiler: responsabilidad de las SOCIMI 

Los alquileres en Barcelona han aumentado en un 30% en los últimos 5 años; a menudo se hace hincapié en plataformas de alquiler turístico como Airbnb como principales causantes del incremento de los precios. Sin embargo otros actores económicos han pasado bastante desapercibidos pese alterar el funcionamiento habitual del mercado, como el gran desembarco de capital financiero alcanzado mediante las SOCIMI

Ca la Trava o la okupación como “única manera de tener un techo bajo el que vivir”

A finales de octubre se desalojó el bloque de pisos okupado Ca la Trava, en el distrito de Gracia. La emergencia habitacional provocada por el aumento de precios de alquiler lleva a muchas personas a ocupar inmuebles vacíos, propiedad de fondos de inversiones, destinados a convertirse en pisos de lujo: “quedarse a vivir en Gracia se ha convertido en una opción política “

El inquilino del piso recuperado de la puja de la Generalitat: “¿Infravivienda? Aquí se puede vivir tranquilamente “

El hogar de en Nazario fue recuperada en una acción del Sindicat de Barri, para evitar que fuera subastado por la Generalitat. Desmiente la tesis de la administración: no era infravivienda. Así lo cree también Parem la Subhasta, que afirma que habría otros pisos como el de Nazario entre los que el ejecutivo catalán comenzará a licitar.

La especulación inmobiliaria: común denominador de las problemáticas del Raval

Entidades vecinales denuncian que hay “una sinergia objetiva entre entidades financieras, fondos de inversión, propietarios en general, y el tráfico de drogas”. Por eso buscan aliados con los profesionales del CAP y el CAS Baluard para afrontar el problema

Barcelona marca el rumbo para superar el déficit histórico de vivienda protegida

Las causas de la gentrificación son complejas y rebasan los límites de la política municipal, pero esto no exime a los ayuntamientos de hacer todo lo que esté en sus manos para garantizar el derecho a la vivienda a sus vecinos y vecinas. En este sentido, los movimientos sociales habían hecho hasta ahora un balance agridulce de la gestión municipal en materia de vivienda del actual gobierno

Acoso telefónico y por carta: la última medida de presión contra los afectados por pobreza energética

La Alianza contra la Pobreza Energética (APE) denuncia que hay varios miembros a sus asambleas que reciben más de seis llamadas el mismo día durante meses y cartas en las que se amenaza a las familias con demandas judiciales por el impago de los suministros. Según la APE, las llamadas las realizan bufetes de abogados y empresas de recobro subcontratadas por Endesa y Gas Natural

El impacto de la renta sobre la salud en dos municipios vecinos: Badia dobla las enfermedades derivadas de la pobreza energética de Castellar

Las temperaturas frías en el hogar llevan a situaciones de estrés térmico y aumentan la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares y pulmonares. Un estudio que compara dos municipios del Vallès expone un caso concreto

“Ahora se habla mucho de la vivienda, pero se dejan de lado las personas que tienen que pasar la noche en la calle”

Ferran Busquets es presidente de Arrels, una entidad que quiere que no haya nadie en la calle. En Barcelona, ​​1000 personas duermen cada día. Acción, sensibilización e incidencia política son las tres líneas de trabajo que quieren acabar con el sinhogarismo

OPINIONES

El PSC no quiere que pagues el agua más barata

Por David Cid. Estamos, sin duda, ante un nuevo caso de la extraña, recurrente y contradictoria relación del PSC con Agbar, la compañía privada que gestiona el agua en Barcelona y que ha frito el gobierno del cambio en la ciudad a recursos judiciales, además de gastarse una cantidad ingente de dinero en campañas publicitarias para poner en valor su gestión

Gentrificación y actividad económica: ¿amor imposible?

Por Gala Pin. La actividad económica de nuestros barrios determina su grado de gentrificación. Ciutat Vella regula la actividad económica poniendo las necesidades de los vecinos y vecinas en el centro

Llamar a la puerta de pisos ocupados para ganar votos y no solucionar nada

Por Irene Peiró. Xavier Garcia Albiol publicó un vídeo en el que abucheaba a unos supuestos okupas en la puerta de su casa. Si no está trabajando para revertir la falta de alternativas habitacionales para personas en riesgo de exclusión, ¿realmente quiere acabar con las ocupaciones? ¿O lo que pretende es avivar el conflicto entre las personas más humildes que conviven en una misma escalera de vecinos, a cambio de ganar un puñado de votos?

El Pleno del Hospitalet vota en contra de saber cuántas personas duermen en la calle

Por Óscar Martínez. L’Hospitalet vota ‘no’ a hacer un recuento de sus propios vecinos y vecinas que duermen en la calle. El actual gobierno se escuda en sus políticas sociales actuales para votar en contra mientras los vecinos saben que hay gente durmiendo en la calle

Por una vida digna: pinchemos la burbuja de los alquileres

Por Marta Ill y Jaime Palomera.  La emergencia habitacional que padecemos no es un fenómeno meteorológico: está cocinada políticamente, para que una minoría se enriquezca a costa de la mayoría. Pero se puede revertir políticamente.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*