ENTREVISTA | LURDES ALONSO, MÉDICO DE FAMILIA Y COORDINADORA DEL GRUPO DE EDUCACIÓN SANITARIA DE LA CAMFIC

Estar bien informado es salud: la CAMFiC «facilita la vida al paciente y al profesional» con sus ‘Hojas para Pacientes’

Lurdes Alonso es médico de familia, es coordinadora del grupo de educación sanitaria de la CAMFiC y forma parte del grupo de trabajo de Fulls per a Pacients desde sus inicios. Actualmente hay unas 150 hojas diferentes, con temas diversos y también traducidas a otros idiomas. Se pueden encontrar en su web y también los médicos pueden acceder desde su ordenador a la consulta de los CAP para poder imprimir y explicar a los pacientes que lo requieran

Carla Benito
 
 
 
Lurdes Alonso, metgessa de família i membre de la CAMFiC i del grup de treball que edita els fulls per a pacients / Carla Benito

Lurdes Alonso, metgessa de família i membre de la CAMFiC i del grup de treball que edita els fulls per a pacients / Carla Benito

«El proyecto Fulls per a pacients (Hojas para pacientes) de la CAMFiC (Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria) nació el 1999-2000 con el objetivo de mejorar la información que los médicos podemos dar a los pacientes a las consultas de Atención Primaria. Una de las principales cualidades del Fulls per a Pacients de la CAMFiC es la revisión periódica y actualización. Las hojas son de acceso libre tanto para los profesionales como para los pacientes». Estas palabras son las que definen en la web el proyecto donde participa desde 2001 la médico de familia en el CAP Manso de Barcelona, Lurdes Alonso.

La Doctora Alonso conoció el proyecto a través de una de las revistas que la CAMFIC editaba donde habían añadido uno de los folletos informativos. Alonso hacía tiempo que realizaba hojas especiales para sus pacientes y cuando vio los que había comenzado a editar la CAMFIC, contactó con ellos. «Creamos un grupo de trabajo hacia el año 2000-2001 para realizar estas hojas informativas para pacientes orientados en el bien para el paciente y en no complicar la vida ni a él ni a los profesionales. El grupo de trabajo siempre es multidisciplinar: hay médicos pero también enfermería y personal administrativo o la periodista mismo de la CAMFiC… todo de gente que mira que sea comprensible», explica Alonso.

Entre las demandas básicas que el grupo tiene hacia la hoja es que éste sea útil y siga las normas de educación sanitaria: legibilidad (por eso es negro sobre blanco, para que sea muy visual y con un tipo de letra fácil); que sea comprensible (evitar palabras técnicas y sustituirlas por palabras más del día a día), también que no haya ningún interés de la industria ni ningún interés económico de nadie; que la hoja se encuentre toda en una sola página; y que el dibujo sea dinámico y que aporte, no sólo ilustrativo. «Todo esto conlleva mucho trabajo de consenso de los grupos de trabajo, los autores, los revisores científicos, los revisores editoriales… hay mucha gente detrás de cada hoja».

Todos estos requisitos no tendrían sentido si el material no llegara finalmente a su destinatario. Para facilitar esto, desde la CAMFiC han trabajado para que también sean accesibles de forma libre y gratuita por internet y que todo el mundo lo pueda consultar o imprimir. De hecho, si escribes en el buscador de internet «fulls pacients», el material de la CAMFiC te sale como primera opción.

Un proyecto plural para una población plural

«También traducimos las hojas para facilitar la comprensión de todos y de todo el proceso de atención al paciente que, sea del idioma que sea, pueda entender lo más claramente posible qué tiene o qué debería hacer», relata Alonso. Sigue explicando que si bien la CAMFiC no llega a todos los idiomas, fuera del catalán, el castellano, el francés y el inglés, también hay muchas hojas traducidos al chino, el árabe, el vasco, el rumano… Ahora por ejemplo se están iniciando contactos para traducir todo el material también al urdu para la comunidad de la India y Pakistán.

«El chino es uno de los más útiles porque suelen saber leer su idioma con mucha más diferencia que alguien de otro origen. Además suelen venir a la consulta solos y la comunicación es muy compleja. Les encanta cuando se los facilitamos».

Entender estas necesidades es posible porque los médicos que están trabajando las hojas de pacientes son médicos que cada día están pasando visita y ven las realidades de sus consultas y por tanto las necesidades. Eso sí, para ello han tenido que ir buscando soluciones a medida pues la CAMFiC esto lo hace de manera voluntaria y «el apoyo institucional es poco». Las traducciones por ejemplo salen de médicos originarios de otros países o de médicos que a cambio hacen algún curso después en la CAMFiC.

Actualmente hay unas 150 hojas hechas y si bien hay temas médicos como diabetes o colesterol y también de alguna enfermedad concreta, también hay muchas hojas sobre el desánimo, la serenidad, el duelo… «Hojas que se han trabajado mucho. También hay hojas más técnicos como sobre métodos anticonceptivos o instrucciones de utilización de inhaladores. Hay muchos tratamientos que se hacen inhalados por temas bronquiales y hay muchos tipos diferentes. Coger todos los inhaladores y hacer las hojas sin la industria por medio es complicado. Nuestro interés era facilitar la vida al paciente y al profesional».

Las hojas están teniendo un éxito importante entre la población que además les ha dedicado tiempo y por tanto valor e importancia. El tiempo promedio que los usuarios permanecen en cada hoja digitalizado en la web es de 7 minutos. En este sentido, hablando sobre la fiabilidad de las fuentes y la importancia de consultar en lugares adecuados y acreditados, Alonso ha detectado que es a menudo la gente joven la que se autoconsulta y automedica. Ante esto, que se busque en Internet en vez de ir a buscar un profesional, cree que es importante trabajar en una edición de estas hojas de forma digital, que la web sea fiable y sensata e ir incorporando más temas y también hospitales en la edición de estas hojas. De hecho, ahora están iniciando el proyecto de abrir una aplicación para teléfonos móviles desde donde poder visualizar todas las hojas editados. «Si tu eres un profesional podrás saber qué es real y que no pero los pacientes no pueden discernir y más cuando hay webs que parecen fiables y no lo son. Buscamos modernizar y dar todas las facilidades a los pacientes».

Un trabajo colaborativo que se adapta a los nuevos tiempos

Para adaptarse a la realidad pues y rehuir sólo hablar de enfermedades, también han realizado hojas que hablan sobre piercings o tatuajes o sobre diversidad sexual. En este sentido, Alonso destaca que todas las hojas se van revisando y actualizando continuamente: por nuevos conceptos, nuevas recomendaciones pero también por el uso de nuevo vocabulario. «Vamos incorporando el género y un lenguaje más inclusivo en todas las hojas… Las normas sanitarias obligan a poner la fecha en todas las publicaciones y eso también nos motiva en renovar las hojas antiguas».

Si bien la CAMFiC es quien primero como sociedad científica, antes que a nivel estatal, inició el trabajo de estas hojas, se encuentran que hay otras entidades que quieren también realizar hojas específicas. La Dra. Alonso nos cuenta ante ello que intentan siempre proponer sinergias. Un ejemplo importante es la hoja sobre la ola de calor que realizaron junto con el mismo Departament de Salut: «basándonos en lo que ellos tenían hicimos la hoja y nos dieron el visto bueno».

Paralelamente a esto, desde el grupo de trabajo de fulls per a pacients de la CAMFiC fueron a hablar con el Institut Català de la Salut (ICS): «desde el ordenador cuando estamos trabajando en la consulta dentro del eCAP tenemos una pestaña directa que nos remite a las hojas de la CAMFiC». Este es pues un acuerdo muy importante entre el ICS y la CAMFiC que también llega a algunos hospitales. «Para nosotros es muy importante crear sinergias aunque a veces nos encontramos entidades que nos dicen que no, que harán sus hojas… nosotros pensamos que es mucho más interesante la economía colaborativa llevada al máximo y más si lo hacemos desde un punto de vista social».

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*