El Síndic de Greuges exige dotar de fondos económicos y humanos el cuerpo de bomberos

Plantea que las diputaciones incrementen las dotaciones económicas para Bomberos de la Generalitat y que las aportaciones que hace la patronal de aseguradoras se destinen al cuerpo y no genéricamente a la Generalitat

Tomeu Ferrer
 
 
 
Bombers i personal sanitari s’han trobat a les portes del Parlament / Carla Benito

Bombers i personal sanitari s’han trobat a les portes del Parlament / Carla Benito

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, exige un pacto de país que permita redefinir un nuevo sistema de emergencias, que incluiría especialmente a los cuerpos de bomberos, y dotarlo correctamente de fondos económicos y humanos, según se desprende del informe elaborado bajo el título: El cuerpo de bomberos de la Generalitat y el Sistema de Emergencias.

El trabajo exige un compromiso conjunto de todas las partes implicadas hasta alcanzar un pacto de país para salir del callejón sin salida actual. El acuerdo debería tener dos partes. La primera y más urgente debería servir para afrontar con garantías la campaña de incendios forestales que podría atacar este verano. En este sentido, el adjunto al Síndic, Jaume Bosch, ha avanzado que quizá habría que hacer contrataciones temporales para dotar de más efectivos humanos al cuerpo de Bomberos. También habría que hacer inversiones en material imprescindible para realizar la tarea de prevención de incendios.

El Síndic considera urgente la dotación de medios materiales y humanos a los bomberos. Tiene claro que una solución a fondo requerirá tiempo: formar bomberos de nuevo cuesta menos dos años y el proceso de contratación de nuevos vehículos también tarda mucho tiempo en ejecutarse, pero cree que sí que se podrían mejorar cosas como la dotación de caretas para la extinción de incendios, mangueras y demás material ligero de uso diario.

La segunda parte del plan elaborado debería conseguir la redefinición del cuerpo de bomberos de Catalunya, que ahora está formado por profesionales y voluntarios y también por un cuerpo independiente como es el de la ciudad de Barcelona. Esta reestructuración debería ampliarse a todos los servicios de emergencias por lo que habría que dotar de medios económicos suficientes, además de cambios legales.

En el pacto deberían participar la Generalitat, los grupos parlamentarios, las asociaciones municipalistas y el consistorio de Barcelona. También los sindicatos y asociaciones representativas de los bomberos, tanto profesionales como voluntarios, del personal de apoyo y del resto de cuerpos implicados.

En el apartado de personal se constata la escasez de las dotaciones y la falta de mujeres y la precariedad que afecta tanto a los bomberos profesionales como los voluntarios.

No se aplican las medidas aprobadas en 2010

El informe presentado por Ribó y sus adjuntos, Jaume Saura y Jaume Bosch, no se priva de hacer críticas a la Generalitat. Reprocha que no se hayan aplicado las medidas aprobadas en 2010 por la comisión de investigación del incendio de Horta de Sant Joan que causó la muerte de dos bomberos, ni tampoco el plan estratégico hecho en 2016 en el que no se invirtió nada, según dijo Ribó.

A nadie se le escapa que para sacar adelante las medidas recomendadas por el Síndic hace falta dinero. Por ello, el informe reclama que, por ejemplo, los fondos que anualmente recauda la Generalitat procedentes de la patronal de seguros UNESPA, se destinen de manera finalista al cuerpo de bomberos. La cifra de este aporte son 25 millones. En este sentido, Bosch ha explicado que el dinero citados no deberían ir al presupuesto ordinario del cuerpo de Bomberos, sino que deberían ser un incremento neto.

El informe recomienda, en el espíritu del pacto de país, recuperar el funcionamiento de la subcomisión de gobierno local. Recuerda que inicialmente el cuerpo de bomberos de la Generalitat se creó asumiendo los cuerpos que iban a cargo de las diputaciones provinciales, que aportaban fondos. Después, estas aportaciones económicas han ido bajando y, deberían recuperar e incrementar al menos en cuanto a la Diputación de Barcelona, ​​dijo Ribó.

El Síndic considera también que la consejería de Economía, en las circunstancias actuales, a pesar de tener claro que los presupuestos están prorrogados, debería hacer, con medidas extraordinarias, lo posible para dotar económicamente el plan para que se puedan afrontar las emergencias a corto plazo.

Nuevas competencias

La Generalitat debería asumir otros aspectos, como la reclamación de competencias y los fondos correspondientes a servicios específicos que están perfectamente contemplados en el Estatuto y que tiene asumidos el Estado central. Se trata del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona), que en Catalunya asume la Guardia Civil, o los servicios de salvamento marítimo, que dependen de las Comandancias de Marina.

También ha reclamado Ribó entre otros puntos, la presencia de la Generalitat en el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea: «no puede ser que al igual que ocurría con los Mossos, la administración que es responsable directa de la protección civil en Catalunya no esté presente en el organismo europeo correspondiente «, dijo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*