El juicio contra los líderes independentistas catalanes se librará en cuatro frentes

El ‘factor político’ de la ofensiva legal del Estado, las contradicciones puestas en evidencia por la justicia europea, el impacto en el mapa electoral español y la dimensión internacional marcarán el juicio en el Tribunal Supremo

Guillem Pujol
 
 
 
Concentració per la llibertat dels Jordis, a l'octubre de 2017 | Assemblea Nacional Catalana

Concentració per la llibertat dels Jordis, a l'octubre de 2017 | Assemblea Nacional Catalana

El juicio contra los líderes del Procés en Catalunya empieza el martes 12 de febrero. Durante más de tres meses, el Tribunal Supremo será el epicentro del conflicto legal, político y emocional entre el Estado y el movimiento independentista. Marcará la vida social y política en Catalunya. Y condicionará la agenda política en España. Pero el juicio tendrá también una dimensión internacional: más de 600 periodistas llegados de cincuenta países están acreditados para cubrir el juicio.

Doce son los procesados: Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Turull, Dolors Bassa, Raül Romeva, Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santi Vila. Exceptuando los tres últimos, que se hallan en libertad, los demás encausados llevan más de un año en prisión preventiva.

En el transcurso del juicio comparecerán más de quinientos testigos entre los que destacan el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Una mayoría social en Catalunya considera que el juicio contra los líderes independentistas ejemplifica el fracaso político, democrático, y social de España. El diálogo sucumbió al ruido sordo y pesado de la ley. Analizamos cuatro claves que marcarán el desarrollo del juicio.

Este artículo es fruto de la colaboración entre Catalunya Plural y La Marea. Sigue leyéndolo aquí 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*