Barcelona corre peligro de sufrir de esclerosis si sus salarios no se adaptan al coste real de la vida

El CESB reclama grandes acuerdos para el establecimiento de un salario de ámbito local que evite la gentrificación y la pérdida de talento joven en la ciudad.

Tomeu Ferrer
 
 
 
Marina Subirats, presidenta del CESB | Tomeu Ferrer

Marina Subirats, presidenta del CESB | Tomeu Ferrer

La ciudad de Barcelona puede sufrir de esclerosis y de gentrificación causadas por el envejecimiento de la población y por la fuga de talentos fruto de la marcha de las generaciones más jóvenes y preparadas que no pueden afrontar, a pesar de tener trabajo, el incremento del coste de la vida que sufre la ciudad. El desequilibrio se ha acentuado por el aumento del precio de la vivienda., En contra de esta situación, el Consell Econòmic y Social de Barcelona (CESB) propugna establecer un salario mínimo de ciudad, aunque no fija la cantidad mínima que debería tener dicho indicador.

Marina Subirats, presidenta del CESB, organismo con presencia de patronales, sindicatos y entidades del tercer sector, no ha querido definir la cuantía del salario de ciudad. Pero, al mismo tiempo ha pasado revista a varios estudios que justifican un tratamiento específico para los sueldos de los trabajadores de Barcelona. La falta de definición sobre la cantidad del salario mínimo de ciudad, lo ha justificado por la fluidez de la situación económica y social.

El trabajo, titulado «Salario y rentas básicas de ciudad», muestra con varios estudios que Barcelona es un lugar donde el desfase entre los sueldos y el coste de la vida es mayor. Así, en el ámbito provincial se recuerda que según los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC), la demarcación de Barcelona es el lugar donde desde 2010 hasta 2017 la capacidad de compra de los salarios más ha perdido, concretamente un 10,1%.

El trabajo cita el informe UBS prices interrelaciona salarios y precios en las principales ciudades mundiales. Lo hace a partir de una cesta de productos y servicios básicos, que sirve para hacer la evaluación. También compara salarios de 15 profesiones equivalentes en varios países. Barcelona se sitúa en la parte media de la tabla en varios apartados. En alquileres gasto es del 29,3% del total. En comida del 1,2% en ropa del 2,8% o en servicios, del 1,7%.

Entrandos en datos concretos, se menciona el estudio de Intermón OXFAM, de finales de 2016, que sitúa el coste de la vida en Barcelona en 1.438 euros mensuales, mientras que en Valencia es de 1.136 y en Sevilla de 1.226. Hay otros trabajos que fijan cifras más altas, como los 2.453 euros imprescindibles para un hogar de dos adultos y tres menores de edad (según el proyecto europeo Improve -Poverty Reduction in Europe. Social Policy and Innovation-, o los 1.816 euros ( la consultora Daleph).

El salario en el área metroplitana debería ser un 25% superior

Otro estudio sobre el coste de vivir en Barcelona, ​​se ha hecho tomando como referencia los municipios del Área Metropolitana. Según dicho trabajo, de la consultora Daleph, el salario de referencia en esta zona debería ser un 25% superior al de la media de las capitales de provincia de España para cubrir las necesidades reales de su población.

Para contrarrestar esta situación, desde el ente metropolitano se llegó a fijar una cifra ligeramente superior a los mil euros como salario mínimo a aplicar en ese territorio.

El hecho de que no se establezca una cantidad mínima como salario mínimo de ciudad ha sido justificado por Subirats citando circunstancias que hacen muy volátiles las estimaciones. Una es que parece haberse desbloqueado el acuerdo entre patronales y sindicatos mayoritarios que situaría en 14.000 euros al año como recomendación de salario mínimo. La segunda es la dificultad que hay para evaluar los incrementos de las necesidades fruto del aumento de precios de la vivienda que experimenta sin parar Barcelona.

En todo caso, la idea del CESB es hacer una recomendación para que en los correspondientes foros de negociación salarial se tengan en cuenta las necesidades salariales imprescindibles para cubrir el coste de la vida en Barcelona y en lsu ámbito metropolitano.

Los redactores del estudio entienden que el Ayuntamiento de Barcelona tiene un papel clave el reequilibrio. Así, a través de la contratación pública, puede estimular el pago de salarios dignos que cubran las necesidades de mantenimiento de trabajadores y trabajadoras que deberían permitir asumir también necesidades como la formación o el ocio. Esto se cponseguiria aplicando cláusulas que afecten positivamente los salarios de los empleados de las compañías que opten a adjudicaciones municipales.
La necesidad de mecanismos que equilibren salarios y gastos familiares tiene que ver con los resultados de la crisis. Maria Subirats ha mencionado un trabajo según el cual en Catalunya entre 2008 y 2012, en el momento más duro de la destrucción de empleo, un 30% de los adultos catalanes sufrieron un descenso social, mientras que sólo mejoraron socialmente un 13%.

El alquiler sube un 27% en 4 años

Una clave imprescindible para entender el coste de la vida es la vivienda. Entre 2014 y 2017 los precios de los alquileres en Barcelona han subido un 27,5% afirma. El trabajo menciona los barrios con el alquiler más alto. El resultado varía si se toma como base el precio por metro cuadrado o si simplemente se mide el coste mensual por residencia.

La Barceloneta, con 19,8 euros por metro cuadrado es el barrio más caro, seguido de Sarrià, con 17,5 y Villa Olímpica con 17,1. En euros, Pedralbes lidera, con 1.785,6 euros por vivienda, seguido de Tres Torres, con 1.624 y de Sarrià con 1.353, siempre en promedio.

Contrariamente, los barrios con los alquileres más bajos por metro cuadrado fueron el año pasado El Besòs Maresme, con un 10%, seguido de Sant Genís dels Agudells, con un 9,5% y de Bon Pastor con un 9,5% de aumento. En euros, el barrio con el alquiler más bajo es Can Peguera con 417.5, seguido de Torre Baró con poco más de 425 euros por vivienda y de Ciutat Meridiana con 435.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*