Al publicista que creó el ‘100% Madre’

Hoy me quejo públicamente por todas aquellas mujeres que no tienen fuerza para hacerlo, porque el sistema patriarcal y capitalista les ha quitado todas las opciones. Me quejo para revertir este 0% de quejas que un mercado salvaje nos impone. para que ser madre no signifique estar supeditada ni anulada como mujer

Meritxell Campmajó
 
 
 

Como cada año, el día de la madre se acercaba y, de golpe, sin avisar, un día te llega el último spot publicitario de El Corte Inglés. Dice: «97% entregada». Y me temo que sabemos el motivo: al poder económico y al sistema patriarcal les interesa perpetuar el rol de mujer abnegada. Para que, efectivamente, te queden cero fuerzas para quejarte. Exactamente un 0%. Y para que te conformes con un 3% de egoísmo, que intuyo que debe referirse al poco tiempo para el ocio y una misma que te queda después de duras jornadas laborales, de entrega a los hijos y de tareas del hogar.

«97% entregada» porque el sistema patriarcal y capitalista no nos ofrece alternativaEl 97% que dice el anuncio, en realidad, a veces supera el 100% de las posibilidades de darse como persona. Esto es culpa de un sistema salvaje que obliga a la inmensa mayoría de personas en proceso de crianza a trabajar para sobrevivir, incluso cuando esta crianza es en pareja. Y claro, si además este sistema capitalista está diseñado, pensado y liderado desde un solo género, la desventaja social está claro que será para las madres.

El modelo económico y de trabajo que tenemos prima el rendimiento, la productividad y los beneficios económicos, y esto lo hace incompatible con la conciliación familiar. La «improductividad» que, según este sistema pensado desde los hombres, generan las mujeres en edad de crianza, es un argumento perverso que busca generar miedo a la pérdida de trabajo por la maternidad. Este miedo genera sumisión ante la imposibilidad de generar cambios y nos lleva a «competir» con quien no tiene el peso de las obligaciones del proceso de crianza. Por tanto, ante este miedo y tanta «competencia» callamos, nos inhibimos o nos limitamos a hacer lo que nos toca porque no podemos optar a hacer más.

Desafortunadamente no estamos teniendo en cuenta que las mujeres madres tenemos unas competencias únicas, gracias a una experiencia vital increíble, y que socialmente están desaprovechadas o no están bien enfocadas.

Si llega el día en que el objetivo de las empresas no sea obtener únicamente beneficios económicos y cada vez más ganancias, veremos que quien tiene más competencias para liderar empresas cooperativas, más sostenibles y responsables somos las madres. La transformación está en camino.

3% de egoísmo porque no podemos renunciar ni al mundo laboral ni a la crianza de nuestros hijos. Hay mujeres que cuando somos madres, nos encontramos ante la situación de tener que renunciar a trabajos de responsabilidad, porque la renuncia a la crianza es tan dolorosa que no podemos afrontarla, y en muchos casos, para poder hacerlo todo, la solución acaba siendo renunciar a una misma. Cuando vi el anuncio me enfadé profundamente, amigas y amigos publicistas, porque parece que te diga precisamente eso. ‘Renuncia a ti’. Y porque el lema que usaron el día del padre de este año era: «Tú padre es único en su especie». Sí, por supuesto. A costa de tu madre.

Veo con demasiada frecuencia parejas que tienen hijos, en las que él va a jugar al fútbol todos los lunes, sale a correr todos los sábados por la mañana o va en bici todos los domingos. O en las que él tiene reuniones todos los miércoles. Y donde ella … Mientras esto ocurre, se queda en casa atendiendo a los hijos. Y no es cuestión de que los hombres dejen de hacer lo que les gusta, ya que el ocio es necesario. Lo que digo es que ese 3% de egoísmo que El Corte Inglés atribuye a las mujeres se equilibre con (no oso cifrarlo) el tanto por ciento que tienen los hombres. Y que dejemos de llamar egoísmo al hecho de tener ocio en la crianza.

0% de quejas porque el agotamiento nos merma las fuerzas. ¿Cómo quieres que me queje si me levanto a las 6:30 de la mañana y la mayoría de los días hasta las 21:00 no pongo el culo en el sofá de casa? ¿Y de dónde tenemos que sacar las fuerzas para hacerlo?

Y es así un día, y otro… Y en las noches no dormimos porque los bebés lloran. Y las montañas de ropa para lavar no desaparecen. Y hemos de recordar qué día tienen gimnasio y piscina. Ir corriendo sin comer al concierto de Navidad porque si no te dirán que eres una mala madre. Y hemos de recordar dónde y cuándo se van de colonias. Y también tenemos que cumplir con las obligaciones del trabajo. Y además la exigencia social y la publicidad nos dicen que estemos delgadas y guapas, que sólo así seremos felices … y tanto y tanto y tanto que al final nos colapsamos. Y nos agotamos. Y una madre agotada es una mujer que no piensa, no crea, y que se consume. 

Por ello, las mujeres que nos sentimos más descansadas tenemos la obligación de levantar la voz. Nosotros somos las que podemos cambiar este ignominioso porcentaje de 0 quejas. La transformación está en camino.

Por eso, yo hoy me quejo públicamente por todas aquellas mujeres a las que no les queda fuerza para hacerlo, porque yo puedo hacerlo, pues yo tengo un trabajo en el que puedo conciliar, porque trabajo en una entidad social cuyo objetivo no es obtener beneficios económicos, porque es una entidad liderada mayoritariamente por mujeres y porque los dos veces que he anunciado que estaba embarazada me han felicitado enseguida. Hoy me quejo porque la sororidad me obliga a hacerlo, y porque el cambio y la transformación son posibles. Sigamos siendo queja, siempre constructiva, pero al 100%.

Meritxell Campmajó
Sobre Meritxell Campmajó

Diplomada en Treball Social a l'ICESB de Barcelona, ha exercit durant molts anys d'educadora, coordinadora i directora d'un centre d'acolliment per a infants de 0 a 12 anys. Membre de la Comissió d'Àmbit Penitenciari i Execució Penal (CAPEP) d'ECAS i de la Taula de Participació Social. Des de 2012 treballa en l'àmbit de la justícia, dirigint el programa de Mesures Penals Alternatives que gestiona l'associació INTRESS a les demarcacions de Girona, Lleida, Tarragona i Terres de l'Ebre. Ha estat una de les impulsores el programa d'acompanyament postpenitenciari que gestiona la mateixa entitat i participa en el desenvolupament de projectes innovadors. Contacto: Twitter | Más artículos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*