Aprenent x Educar: estudiants de Magisteri s’organitzen per complementar la formació i apoderar els mestres

La Marta Perich, Sílvia Dulsat i Núria Garcia són tres estudiants de quart de magisteri i membres de l’associació Aprenent x Educar, un grup de debat i formació crítica creat aquest octubre per estudiants compromesos que volien complementar la formació escassa que rebien a les aules de les facultats d’educació. Ara s’han convertit en un espai d’empoderament per qualsevol membre de la comunitat educativa

Sandra Vicente
 
 
 
Sílvia Dulsat, Marta Perich i Núria Garcia, membres d’Aprenent x Educar

Sílvia Dulsat, Marta Perich i Núria Garcia, membres d’Aprenent x Educar

Si hiciéramos un análisis de las palabras clave del discurso de Aprendiz x Educar , sin duda, ‘empoderar’ sería la palabra más repetido. Este colectivo, que se formó al inicio de curso, comenzó siendo la respuesta de unas estudiantes de magisterio de la UB, se ha acabado convirtiendo en una asociación que engloba decenas de personas relacionadas con la educación y que buscan una “alianza entre actores para resolver inquietudes provenientes de un sistema educativo y formativo que nos aísla”, explican Marta Perich, Silvia Dulsat y Núria Garcia, miembros de Aprendiz x Educar.

Silvia y Nuria estudian educación infantil, y Marta el doble grado de educación infantil y primaria. Explican cómo, ellas y muchas otras compañeras de facultad -y de profesión- necesitaban “empoderarse” y resolver las carencias de formación que, consideran, tiene el grado. Así, comenzaron a asociarse y comenzaron a dar charlas, debates y foros sobre temas claves y candentes de la educación en los que consideraban que no estaban suficientemente preparadas. Acompañamiento a la sexualidad ya la diversidad, la neurología o las diferentes metodologías pedagógicas fueron algunos de los ejes de sus actividades, a las que se acabaron sumando maestros y docentes universitarios, psicólogos, pedagogos o educadores sociales.

“La educación está en constante cambio, pero el sistema y los currículos son inmóviles. Por eso muchas nos hemos sentido solas alguna vez y tenemos la necesidad de asociarse para compartir dudas y aportar el grano de arena al cambio “. Consideran que sólo dando voz a los actores de la educación se podrá hacer justicia a “la magnitud de esta profesión. Ser maestro es una responsabilidad muy grande, pero que está devaluada “.

Aprendiz x Educar nace para suplir unas carencias del grado de Magisterio. ¿Cuáles son?

Silvia Dulsat: No es tanto una cuestión de contenidos formativos sino una sensación vital, social. Elegimos el mundo de la educación porque creemos que representa una fuerza muy grande para cambiar la sociedad y, a medida que hemos ido entrando, nos hemos dado cuenta de que está lleno de conformismo, inmovilismo fruto del cansancio. Lo recibimos todo de manera muy pasiva. Así que nos quisimos activar, porque necesitábamos una transformación. Necesitábamos fuerza y esto se consigue asociándonos. Cuando las personas se unen su potencial se multiplica.

Marta Perich: Además, consideramos que recibimos una formación poco crítica que nos hace ser pasivos. Hace que los maestros nos aislamos y no cooperamos entre nosotros y eso se transmite a los niños y niñas. Debemos hacer red para una educación de calidad.

Así pues, ¿qué quiere ser Aprendiz x Educar?

SD: Comenzamos con acciones y eventos para completar nuestra formación, crear red y conocer referentes. Pero desde que nos constituimos como asociación hemos vivido un cambio de planteamiento muy grande. Queremos ser un movimiento, un espacio donde compartir inquietudes y darles respuesta. Creemos que es muy importante tratar las inquietudes en el mundo de la educación porque a menudo pasamos por encima.

Núria Garcia: Al fin y al cabo somos un espacio de empodaramnent de personas del ámbito educativo, de un ámbito que, en el fondo, es la vida. Cualquiera puede sentirse parte: si tienes 19 años y no te sientes lo suficientemente fuerte para que vienes de un sistema educativo pasivo y alienador que no te ha ayudado, hay un espacio con gente que te acompañará a resolver juntas estos inquietudes.

Silvia Dulsat, Marta Perich y Núria Garcia, miembros de Aprendiz x Educar

Habla del magisterio como una titulación “devaluada”. ¿Por qué lo considera así?

SD: No es tanto que se devalúa la titulación, sino a la persona. Si conseguimos empoderar los maestros que se sienten aislados, mejoraremos la visión de la profesión.

NG: Ser maestro no son cuatro años de formación y un título. Es un trabajo que tenemos que hacer en comunidad. Ahora que estamos a dos meses de terminar la carrera nos situamos al inicio del inicio de una trayectoria profesional en la que debemos estar dispuestas a sufrir muchas crisis personales. Ser maestro es ser acompañante de una persona; es una profesión devaluada porque ni nosotros mismos somos conscientes de lo que supone ser docente. Para mí, ‘maestro’ es una palabra muy grande, aunque no me considero y no sé si llegaré a serlo nunca. Acompañar la infancia no es fácil.

MP: Por eso nuestra formación debería ir más allá de sentarse en clase y escuchar. Se nos debería formar en acompañamiento emocional, empoderamiento personal, conexión con los otros … Si no nos formamos ni nos unimos por nuestra parte, reproduciremos cuatro años de formación pasiva en las aulas donde nosotros seamos maestros y eso no puede ser. Para que la gente disconforme con la formación universitaria a veces piensa que no es tan importante, que cuando llegue a las escuelas ya cambiará las cosas. Y eso no va así: si no has formado una base sólida en la universidad, si no te has juntado con gente comprometida, te quedarás solo contra un sistema que no podrás cambiar.

Aprendiz x Educar nació en la UB. ¿Qué respuesta ha tenido de la universidad?

MP: Por un lado, como institución nos han dado apoyo económico para poder remunerar los ponentes de las charlas, nos han cedido las salas … Y por otro lado, muchos profesores han estado a nuestro lado porque consideran que es necesaria una alianza así . Gracias a estos actos se ha ido acercando a nosotros mucha gente diversa, desde profesorado de la universidad, hasta docentes o directoras de escuela. Al final, nos juntamos todas aquellas personas que nos hemos sentido aisladas en un sistema educativo que creemos que no funciona: nos une la desazón del cambio, de transformar las ideas en acciones.

N . G .: Todos los actos que hemos organizado tienen una cosa en común: la participación. No es cuestión de sentarse en una silla y ver qué te pueden aportar los ponentes, sino ver cómo podemos hacer sinergias entre todos. Esto nos ha llenado las miras tan cerradas que tiene la universidad y ha impedido que salimos de la carrera pensando que las dos únicas escuelas que existen son en las que hemos hecho prácticas. Seguiremos trabajando para hacer una educación más viva y una sociedad más sensible que no se pierdan en el consumismo, la pasividad y la inmediatez.

Deixa un comentari

No publicarem la teva adreça de correu.


*